2016-03-11

Las banderas falsas

Hemos tratado de mostrar el papel que el terrorismo internacional desempeña como ejército proxy en la guerra global del imperio. Las banderas falsas no son más que una de las patas de toda la construcción, la que convierte toda la ficción en realidad, particularmente de cara a la ciudadanía de los Estados centrales. Insistimos, la «Guerra contra el terror» es una operación encubierta del imperio atlantista basada en la lógica de convertir en realidad una ficción, y escenificar y dramatizar dicha realidad hasta volver a hacer de ella otra ficción, en una espiral sin fin. Lo que a su vez permite transformar la realidad en el sentido en el que le interesa a las élites imperiales, en el sentido de la agenda encubierta del imperio para implantar un Nuevo Orden Mundial totalitario. Los atentados de bandera falsa no son más que un epifenómeno de esta lógica que se basa en convertir una ficción en realidad, ocultando que se trata en efecto de una ficción planificada de manera encubierta. De ahí que sea clave para el imperio desacreditar, demonizar y en última instancia criminalizar las posiciones que precisamente desvelan esta estructura encubierta.

Los atentados terroristas en los países centrales del imperio y la guerra terrorista en las periferias no son más que las dos caras de una misma moneda. Dos fenómenos que podrían muy fácilmente tender a converger en la medida en que la distinción entre centros y periferias cada vez tiene menos sentido y el imperio puede escalar los conflictos sociales en los centros hasta convertirlos en guerras civiles. Algo de esto vamos a ver en los próximos años en el proceso de transferencia de soberanía de los Estados centrales —sobre todo en Estados Unidos y Europa— al gobierno mundial.

Extracto de la obra El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses ha sido publicada recientemente en Ediciones Libertarias.

Pedro Bustamante es investigador independiente, arquitecto y artista.  http://deliriousheterotopias.blogspot.com/