2016-07-12

BREXIT y BRICSEXIT: geopolítica del colapso controlado



En dos artículos recientes hemos interpretado el referéndum del BREXIT como un golpe de mano de las élites globalistas, como una suerte de bandera falsa ingenierizada de una manera u otra para producir la demolición controlada del euro y así, aunque pueda parecer paradójico, llevar a la Unión Europea a un mayor grado de integración, como paso intermedio hacia el Nuevo Orden Mundial orwelliano.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/07/brexit-bandera-falsa-globalista-para-la.html
http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/06/before-you-brexit.html

Pero un fenómeno como el BREXIT tiene que estar forzosamente imbricado con otros procesos de transformación de mayor alcance y calado. En este artículo vamos a intentar mostrar que el BREXIT estaría de hecho asociado a lo que podemos llamar el BRICSEXIT, esto es, el socavamiento de los BRICS. Por un lado, atrapando a la economía china en el orden global atlantista a través del yuan y del FMI, y por otro lado, intensificando el aislamiento y la guerra económica a Rusia, de cara a su implosión, como sucedió con la URSS en 1991.

Es importante señalar que los BRICS son una constelación muy heterogénea, y en particular China y Rusia. La estrategia de los globalistas sería precisamente intensificar esta diferencia y con ello, en última instancia, socavar la alianza, no solo de los BRICS en general, sino sobre todo la de sus dos países principales.

China lleva desempeñando desde hace décadas, a partir de la famosa visita de Richard Nixon a Mao Zedong en 1972, un papel crucial como fábrica de Occidente. En un artículo de octubre de 2011 en Foreign Policy, titulado "El siglo pacífico de América", la entonces secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, decía que "sacar partido al crecimiento y al dinamismo de Asia es central para los intereses económicos y estratégicos americanos y una prioridad clave para el Presidente Obama"; "una América floreciente es buena para China y una China floreciente es buena para América" Y aludía a uno de los aspectos que nos parece clave para comprender lo que está en juego hoy con el BREXIT: "Esperamos que China de pasos que permitan que su moneda se aprecie más rápidamente, tanto con respecto al dólar como al resto de divisas de sus socios comerciales."

http://foreignpolicy.com/2011/10/11/americas-pacific-century/

En efecto, uno de los elementos que nos parecen fundamentales para comprender que en el trasfondo del BREXIT está el BRICSEXIT es la incorporación del yuan a la cesta de divisas del Fondo Monetario Internacional.


Cábalas de Christine Lagarde

Para comprender la trascendencia de este fenómeno conviene remontarse a enero de 2014, cuando la directora gerente del FMI Christine Lagarde dio una conferencia que no podemos calificar más que como cabalística y esotérica. Esto nos recuerda quién gobierna verdaderamente Occidente y qué métodos utilizan. Pero también nos ofrece muchas claves para interpretar las transformaciones en curso.

Lagarde comenzó felicitando el año nuevo: "supongo que todavía estamos a tiempo de hacerlo dado que estamos exactamente a mitad de camino entre nuestro nuevo año y el año nuevo lunar que iluminará en unas semanas". Se estaba refiriendo muy probablemente al año nuevo chino, que ese año coincidía con el 31 de enero de 2014, según el calendario lunisolar (https://es.wikipedia.org/wiki/A%C3%B1o_Nuevo_chino). La conferencia tuvo lugar el 15 de enero, por lo que se trataba efectivamente de un momento "a mitad de camino" entre el año nuevo occidental y el oriental. Por cierto que Lagarde utilizó expresamente el verbo "iluminar", a pesar de que el año nuevo chino está marcado por la luna nueva...

Para que no quedasen dudas de que todo lo que estaba diciendo tenía un significado profundo, y que todo estaba relacionado, Lagarde dejó claro que esta vinculación entre los dos años nuevos estaba asociada a lo que seguía. Entonces afirmó que el 2014 en el se entraba era un "hito" y podría ser un "año mágico", todo ello en relación con la cábala del número 7. En efecto, el 2014 es 2-14, o 2 veces 7. Dijo que que en el 2014 se cumplían 7 años desde el inicio de la crisis en 2007, y que supondría un punto de inflexión en la misma, aludiendo a 7 años de vacas flacas que terminarían y 7 años de vacas gordas que comenzarían. Hizo también alusión al inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914, año del que se cumplía también el centenario en el 2014. Y lo que es más importante para nuestro tema, que en 2014 se cumplían 70 años desde los acuerdos de Bretton Woods de 1944, que fundaron el orden monetario global que ha regido desde entonces.

https://www.youtube.com/watch?v=ZUXTzVj5-uE

Insistimos en que Lagarde hizo referencia explícita a la relación de toda esta cábala con los dos años nuevos y el momento "a medio camino" entre uno y otro. Sin duda Lagarde estaba hablando de algún tipo de negociación o acuerdo secreto entre el FMI y China que debía de estar teniendo lugar en ese momento. Así, en noviembre de 2015, el FMI anunció oficialmente la inclusión del yuan en su cesta de divisas, esto es, en los SDR o derechos especiales de giro, que entrará en vigor en octubre de 2016. El comunicado del Fondo decía: "La decisión del Directorio Ejecutivo de incluir el RMB en la cesta del SDR es un hito importante en la integración de la economía china en el sistema financiero global. Es también un reconocimiento al progreso realizado por las autoridades chinas en los últimos años en la reforma de sus sistemas monetario y financiero. La continuación y la profundización de estos esfuerzos supondrá un sistema monetario y financiero más robusto, que a su vez reforzará el crecimiento y la estabilidad de China y de la economía global."

https://www.imf.org/external/np/sec/pr/2015/pr15540.htm

Todo parece indicar que lo que estaba en el trasfondo del simbolismo cabalístico desplegado por Lagarde era la vinculación de los acuerdos de 1944 con los de 2014, precisa y "mágicamente" 70 años después. El 2014 era no solo la fecha simbólica —secreta, conocida por la élite de iniciados— de este acuerdo monetario, también era el punto de inflexión de la crisis global, el paso del ciclo de 7 años de vacas flacas al ciclo de 7 años de vacas gordas. "Hopefully". Pero Lagarde también hizo alusión a la Gran Depresión. Y si calculamos, entre 1929 y 1944 hay 15 años, casi otros dos 7s.

Lagarde también dijo que en el 2014 se cumplían 25 años de la caída del muro de Berlín, en 1989. Esta referencia también es relevante, sobre todo si la vinculamos a su sorprendente alusión explícita al G7. Hay que tener en cuenta que el G7 no se reunía desde que en el 2002 pasó a denominarse G8 con la incorporación de Rusia. Pero también que el G8 no volvió a ser el G7 hasta que sus miembros expulsaron a Rusia de este grupo, debido a la anexión de Crimea. Esta expulsión fue hecha pública en marzo de 2014.

Lo que es curioso es que ya en enero de 2014 Christine Lagarde se refería al G7. Todo ello en el marco de esta magia del año 2014 y del número 7. Es posible que supiese algo que el resto de los mortales no sabíamos sobre lo que iba a suceder en un futuro próximo en Crimea. O es posible que la crisis de Crimea fuese solo la excusa para que Occidente expulsara a Rusia del G8 como estaba planeado por adelantado.

En todo caso no parece una casualidad que este "año mágico" de 2014 sea también el que dio inicio de manera decidida al aislamiento de Rusia por parte del orden atlantista, en relación con la revolución de color y golpe de Estado en Ucrania orquestados por Occidente, a los que seguirían toda una serie de medidas de guerra económica, sanciones, manipulaciones del precio del petróleo, etc. Tampoco parece una casualidad que esto coincida con la incorporación del yuan al FMI.

Lagarde terminó insistiendo en la referencia a Bretton Woods y en que nos encontrábamos en un momento similar en el que el FMI debería volver a jugar un papel central a la hora de coordinar las políticas monetarias y financieras globales. Pero a continuación lanzó una amenaza, muy velada pero también muy contundente, dada la relevancia de este cargo y de esta institución, a aquellos países que no "cooperaran" con ella. Dijo que a menudo había escuchado decir al Presidente Chirac, mientras fue Ministra de Economía y Finanzas, cuando describía alguna tragedia que estaba ocurriendo en el mundo: "Voilá! C'est comme ça!" De la misma manera que lo hacía el periodista estadounidense Walter Cronkite: "And that's the way it is!" La presidenta del FMI estaba diciendo a aquellos que pudiesen entenderla que a los que no obedecieran los dictados del orden monetario atlantista-sionista les esperaba la calamidad.

Esta conferencia de Christine Lagarde nos ofrece algunas claves para comprender la trascendencia del BREXIT y su vinculación con lo que hemos llamado el BRICSEXIT. La incorporación de la moneda china a la cesta de divisas del FMI sería la bisagra que articularía la burbuja monetaria y financiera occidental con el músculo productivo chino, el punto de anclaje que permitiría que el irremediable colapso financiero que viene se produzca de manera controlada, amortiguado por la producción y el crecimiento económico del gigante asiático, que supondría una suerte de rescate, de Plan Marshall asiático. Esto coincide con lo que viene diciendo Benjamin Fulford los últimos meses, que China estaría ya rescatando a Occidente de manera encubierta, precisamente en el marco de las negociaciones de su incorporación al orden monetario global.

Si Lagarde felicitaba al mismo tiempo el año nuevo occidental y el oriental, precisamente en el punto intermedio entre ambos, es porque el centro de gravedad mundial se estaba trasladando hacia el Este, pero al mismo tiempo que China se estaba acercando al Oeste y alejándose de los BRICS.


Geopolítica del colapso controlado

Este es el trasfondo geopolítico y geofinanciero en el que hay que inscribir el BREXIT. El referéndum y la eventual salida de Reino Unido son piezas de un puzzle más complejo y más ambicioso que afecta a todo el orden global. De lo que se trata es de que Downing Street y la City de Londres articulen una demolición controlada y progresiva de la Unión Europea y del euro, utilizando para ello el efecto dominó y las negociaciones de salida, que pueden durar años. El BREXIT, pero también las negociaciones del BREXIT, proporcionarían al Reino Unido y a la City más maniobrabilidad para actuar como uno de los agentes catalizadores principales de todo este proceso. Sin duda en alianza con Washington, Wall Street, Bruselas y en buena medida Berlín y Frankfurt.

http://www.hispantv.com/showepisode/fort-apache/32437fort-apache---brexit-goodbye-uk/32437
http://www.telegraph.co.uk/business/2016/07/06/chinese-and-british-officials-flirt-with-possibility-of-an-early/

Todo esto encaja con las sorpresivas dimisiones de Boris Johson y de Nigel Farage. Como sugiere Webster Tarpley, han sido los bufones que han liderado de cara al público el proceso soberanista. Pero siempre al servicio de las élites globalistas, que ahora optan por descabezar el movimiento, una vez que ha desencadenado la ola de nacionalismo: "Estas dos abruptas dimisiones de estos dos demagogos desechables sugiere que la campaña del BREXIT fue de hecho orquestada desde detrás de bambalinas por poderosos banqueros y oligarcas, que les han dicho ahora a Johnson y a Farage que ya no requieren sus servicios". Todo esto encaja también con la designación como candidata del Partido Conservador de Theresa May, que había defendido la permanencia.

http://tarpley.net/anglo-chinese-alliance-marches-on-queen-elizabeth-ii-city-of-london-extremist-financiers-rupert-murdoch-revealed-as-brexit-sponsors/
http://stateofthenation2012.com/?p=41523#more-41523

Como ha comentado Brandon Smith, el referéndum del BREXIT es sobre todo un desencadenante de otros fenómenos similares en Europa y EEUU. También una manera de hacer al electorado el chivo expiatorio de las consecuencias que tendrán los procesos nacionalistas, soberanistas y separatistas. A las élites atlantistas-sionistas les interesa esta situación de caos controlado, como una estrategia del tipo problema-reacción-solución. Que manejan con soltura y que de hecho es la manera cómo se ejerce el poder hoy. Lo que buscan es, por un lado, producir de manera local, progresiva y controlada el colapso de ciertas economías, y con ello del euro, y al mismo tiempo utilizar las consecuencias trágicas de estas crisis como referencias ejemplarizantes para intensificar la dictadura de la Unión Europea, cristalizada ya en los Estados que decidan permanecer. Probablemente en torno a Alemania, operando en complicidad con Londres y con Washington.

Smith añade en relación con el colapso que viene: "El crash no tiene por qué ser inmediato y «total», como algunos activistas del movimiento libertario creen. Es más probable que sea gradual y microgestionado, lo que no impide que suponga un grado de sufrimiento en algunas regiones que no se ha visto desde la Gran Depresión. Más coordinación bancaria requiere más caos y ejemplos de «políticas conflictivas», que probablemente tomarán la forma de «guerras de divisas» entre algunas naciones. Las élites deben entonces conjurar este escenario en el que algunos bancos centrales trabajan con objetivos opuestos y dificultan cualquier recuperación potencial. Entonces pueden argumentar de cara al público que se necesita una sola autoridad bancaria global reconocida internacionalmente para prevenir que esto suceda de nuevo." De nuevo problema-reacción-solución. Hollycapitalismo sacrificial.

http://www.alt-market.com/articles/2941-globalists-are-now-openly-demanding-new-world-order-centralization

Esto es lo que está en el trasfondo de las declaraciones que están haciendo las élites globalistas tras la consulta sobre la salida del Reino Unido. George Soros, que sabe mucho de estas manipulaciones, instigador de revoluciones de colores de primera línea, dice que la "desintegración de la UE es prácticamente irreversible", al mismo tiempo que recomienda una "reconstrucción exhaustiva" para "salvarla". De la misma manera, la propia Lagarde sube ahora el tono y declara que las "olas de proteccionismo" en el pasado "precedieron a muchas guerras".

Pierre Hillard es otro de los pensadores indispensables hoy para comprender cómo los procesos soberanistas y regionalistas en Europa están en realidad al servicio de la agenda globalista: "los pueblos movidos por su instinto de supervivencia buscan confusamente mayor seguridad en un marco regional que, de hecho, ha sido directamente tramado por el sistema"; "las multinacionales sabrán poner en juego las rivalidades entre las regiones, en coordinación con Bruselas, con el fin de obtener las condiciones más ventajosas a sus ambiciones".

Pero de hecho esta mecánica, como apunta Hillard, no sería muy diferente en EEUU. También allí el movimiento patriótico y los eventuales movimientos soberanistas, como el de Texas, serían las excusas que las élites globalistas estarían secretamente instigando para utilizarlas como excusas para el colapso del dólar y la transición hacia un bloque norteamericano aún más próximo al Nuevo Orden Mundial.

http://www.bvoltaire.fr/pierrehillard/le-brexit-victorieux-et-maintenant,264389

Pierre Hillard recoge una cita de Tragedy and Hope: A History of the World in Our Time, de Carrol Quigley, que resume lo que está en juego en los procesos de transformación actuales: "un sistema mundial de control financiero en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía mundial como un todo. El sistema será controlado de manera feudal por los bancos centrales operando concertadamente gracias a acuerdos secretos".

En todos los casos lo que está en juego es la mecánica masónica del ordo ab chao, o lo que es lo mismo, como han mostrado Adrián Salbuchi y Enrique Romero en su programa Proyecto Segunda República, el solve y el coagula.

https://www.youtube.com/watch?v=UlaRyL-2uhI

El 2014 como punto "a medio camino" entre los dos ciclos de 7 años, pero también el referéndum del BREXIT, no en vano celebrado en el solsticio de verano, en la noche de las hogueras de Son-John, después decapitado, nos hablan de este punto de inflexión. Del comienzo del solve, que haría posible un nuevo coagula al final del proceso.

En todo este proceso alquímico de disolución y coagulación el BREXIT jugaría un papel protagonista como catalizador, con la City de Londres como bisagra financiera que articularía las demoliciones controladas de la deuda europea y estadounidense, por un lado, con los excedentes de producción real chinos, por otro. Tarpley añade: "Un aspecto de esta alianza [chino-británica] es que la City de Londres se convertirá en la principal plaza extraterritorial de negociación de la divisa china, el renminbi. Esta relación servirá a su vez como uno de los componentes de un esfuerzo sin cuartel por destruir el dólar estadounidense como divisa de reserva mundial. Un problema de este plan es que su implementación está llena riesgos de guerra generalizada. Otro problema es que si la hegemonía chino-británica se establece, Europa, Norteamérica y Japón podrían encontrarse en una situación mucho peor que en la que están con el dólar."

En efecto, vemos que no era gratuito que Christine Lagarde terminase su conferencia aludiendo de manera muy sutil a las consecuencias de no obedecer los dictados del orden monetario atlantista. A este tipo de personas, si es que se las puede considerar verdaderamente humanas, se les pueden criticar muchas cosas, pero no su inteligencia y su diplomacia. Todo lo que venimos diciendo parece indicar que su referencia a los 7 años de vacas flacas y los 7 años de vacas gordas estaba perversamente invertida, como suele suceder en los ámbitos satanistas. El "mágico" 2014 casi coincide con el referéndum del BREXIT en que ambos son puntos de inflexión entre dos fases de la crisis. La primera protagonizada por la creación de dinero fiduciario como mecanismo de rescate del sector financiero. La segunda, según todo parece indicarlo, será la fase de la demolición controlada de las divisas occidentales, junto a las naciones y los sectores sociales que se resistan al avance de la dictadura global.

Estamos sin duda ante el comienzo de la verdadera crisis, de su fase destructiva. En los próximos meses y años vamos a ver en Europa y en Estados Unidos toda una serie de fenómenos de distinto alcance, que irán desde las crisis de deuda como la que hemos visto en Grecia, hasta la guerra civil abierta o los conflictos regionales, pasando por todo el repertorio de situaciones intermedias. Todo ello al mismo tiempo que en las áreas más estables, más conservadores, más centrales, se vayan implementando políticas de centralización aún más intensas. Antesala del Nuevo Orden Mundial.


Las "coaliciones transversales"

En lo que hay que insistir es en que todo ello se produciría al mismo tiempo que el BRICSEXIT, con China integrándose progresivamente a este orden global controlado desde Washington, Wall Street, Londres, Bruselas, Berlín; pero también al mismo tiempo que Rusia iría viéndose involucrada, implicada en las crisis, particularmente en Europa del Este.

A medio-largo plazo el objetivo de los atlantistas sería romper la alianza entre Rusia y China. Buscando la implosión de Rusia. O escalando la crisis global hasta que se convirtiese en Tercera Guerra Mundial.

Como ha mostrado Michel Chossudovsky, las alianzas estratégicas han jugado siempre un papel central, y en particular las denominadas "coaliciones transversales", que en un momento determinado pueden jugar un papel desestabilizador clave: "Las alianzas estratégicas están caracterizadas a menudo por «coaliciones transversales» entre partes contrarias que en algunos casos suponen la desestablización del conjunto de la estructura de alianzas militares. Incuestionablemente la intención de Washington es establecer una relación «transversal» con la República Popular China con la idea de socavar y desestabilizar eventualmente la alianza de China con Rusia." De hecho el analista canadiense cree que la alianza entre Rusia y China es en realidad muy frágil.

http://www.globalresearch.ca/russia-china-relations-and-the-downing-of-russias-jet-fighter-by-turkey/5491012

Como han mostrado otros analistas las fricciones entre EEUU y China en el Pacífico no serían tan relevantes como se quiere hacer creer a la opinión pública. James Corbett de The Corbett Report cree que "detrás de este conflicto hay otra narrativa: la de la cooperación, los acuerdos, la coordinación política, los tratados comerciales, que han creado un lazo estrecho entre China y EEUU".

https://www.youtube.com/watch?v=HCTF7iPnAjM

Es significativo que China, como otros países miembros de los BRICS con la excepción de Rusia, venga participando en ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos y sus aliados occidentales desde hace un par de años. Precisamente desde el 2014. Es el caso de los ejercicios denominados Rim of the Pacific (RIMPAC), que vienen desarrollándose bianualmente desde hace cuatro décadas. Significativamente Rusia participó en estos ejercicios en el 2012 pero dejó de hacerlo en el 2014, mientras que China comenzó a participar este mismo 2014. Chossudovsky interpreta estos ejercicios, en los que los ejércitos estadounidenses y chinos colaboran, como una "campaña de propaganda que consiste en promover de forma tácita una visión favorable a EEUU en las filas del Ejército Popular de Liberación". Junto a estos juegos de guerra EEUU y China están firmando numerosos acuerdos de diálogo y coordinación en materia militar.

En el mismo sentido el analista K. R. Bolton considera que "EEUU sigue viendo a China como un aliado potencial en la contención de Rusia y un factor pivotante en una economía global, y más allá de esto, en el orden mundial. La visión estadounidense de China es diferente de la visión que tiene de Rusia. El régimen actual chino es uno con el que se puede colaborar, e incluso asociarse."

http://www.globalresearch.ca/us-sponsored-rim-of-the-pacific-rimpac-war-games-coopting-china-isolating-russia/5535240

Por último, Alfredo Jalife-Rahme, en una conferencia en diciembre de 2015, afirmaba: "yo creo que uno de los grandes errores que cometió Obama fue haber arrojado a China a los brazos de Rusia. China no tiene la potencia militar de Rusia. Rusia brinda poderío militar, cobertura nuclear, pero también grandes acuerdos gaseros. Entonces ahí de lo que se trata es de impedir o romper esa alianza de Rusia y China, y este es el truco: haber metido al yuan en el FMI.

https://www.youtube.com/watch?v=LoxekWTZu6o

Veremos por consiguiente mucho movimiento en los próximos años, y también mucho sufrimiento. Lo que no hay que perder de vista es que estamos en un período de disolución, y esta disolución tenderá a ser utilizada por el orden globalista como una forma de alcanzar una nueva coagulación. El reto será no caer en la trampa mientras sea posible.

Pedro Bustamante es investigador independiente, arquitecto y artista. Su obra El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses ha sido publicada recientemente en Ediciones Libertarias. http://deliriousheterotopias.blogspot.com/