2016-07-21

"La Purga": las elecciones son un ritual satánico


The Purge (La Noche De Las Bestias) es una película repugnante, bazofia hollywoodense de la peor, pura propaganda de un sistema en decadencia que necesita recurrir a la vieja mecánica sacrificial para renovarse. Cada vez de manera más explícita. Pone de manifiesto que el sistema está en las últimas y que toda la violencia que nos han estado inoculando película tras película, telediario tras telediario, ahora la van a desencadenar en las calles. De manera controlada, por supuesto, porque es parte del negocio.

Primera de una serie cuya tercera entrega se acaba de estrenar en Estados Unidos. "Curiosamente" ya sabían que Dallas iba a ser un lugar caliente. Legitimación indirecta, también, del ritual de Kennedy.

Confirma lo que venimos diciendo, que la elección de Trump es el plan A de los globalistas desde un principio, va a suponer un punto de inflexión. El final del "solve" y el comienzo del "coagula". Hablan incluso de los "Nuevos Padres Fundadores":
"Benditos sean los Nuevos Padres Fundadores por permitirnos hacer la Purga y limpiar nuestras almas. Bendita sea América, una nación renacida."
La película se sitúa en el 2022, el desempleo ha caído al 1%, la criminalidad ha disminuido al nivel más bajo de todos los tiempos, la violencia apenas existe, pero con una excepción...
"Estados Unidos estaba desmoronándose, una cuádruple recesión seguida de una crisis bursátil, una deuda por las nubes, múltiples guerras y una considerable devaluación del dólar, todo ello provocando el peor desastre económico de la historia de la nación."
Como se ve hoy Hollywood, como dicen Rafael Palacios, Luis Carlos Campos y José Alfonso Hernando, no es ficción, es la realidad.
"La delincuencia y la pobreza crecieron exponencialmente, y los Nuevos Padres Fundadores, solo unos meses después de ser elegidos, propusieron la audaz idea de la despenalización del asesinato durante una noche, una válvula de escape ideal para la ira estadounidense, una manera de contener la delincuencia. El hecho incuestionable es que esto está funcionando."


La película empieza con imágenes de crímenes aparentemente reales, tomadas por cámaras de CCTV. Lo que vemos es, literalmente, lo que ve el "ojo que todo lo ve". Con música clásica relajante, el "Claro de luna" de Claude Debussy. Porque el objetivo es meternos cada vez más en su mente, que lo veamos todo con frialdad e impasibilidad, tal como lo ven las élites perversas que ejercen el verdadero poder. Sus intenciones son aparentemente ambiguas, pero solo aparentemente. Son las que ya conocemos. Las mismas que las de las campañas eugenésicas y desfertilizantes de la llamada "violencia de género". Por una lado instigar una mayor violencia en una minoría, y por otro fomentar una mayor pasividad, una menor empatía, a todos los niveles, en la mayoría. Legitimar la represión de los estados policiales y asistir al espectáculo tranquilamente desde nuestros sofás, enfrente de los televisores.

No es una casualidad que la película se sitúe en 2022. Hay resonancias evidentes al 11 masónico que vemos aparecer una y otra vez. Pero también puede aludir al "7 mágico" del que habló Christine Lagarde en una conferencia (http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/07/brexit-y-bricsexit-geopolitica-del.html) en la que dijo que el año 2014 era mágico porque se cumplían 7 años desde el inicio de la crisis en 2007, porque cerraba un ciclo de siete años de vacas flacas, porque daba inicio a otro ciclo de siete años... algo mejor. Parece que los globalistas están contando con 7 años de verdaderas vacas flacas a partir de 2014 del acuerdo con China para incluir el yuan en la cesta de divisas del FMI. O el 2016 si tenemos en cuenta la entrada en vigor... en octubre. Junto al BREXIT y la victoria casi segura de Trump, el "Nuevo Padre Fundador". O el que hará la Purga antes de que lleguen los "Nuevos Padres Fundadores". Por eso necesitan que parezca, pero solo parezca, un outsider.

Aunque no lo hacen demasiado explícito, en esta película no se trata de otra cosa que de la noche de Halloween, o en otras palabras, del Gran Sabbat, una celebración importante en el calendario de rituales paganos satánicos. Tampoco lo hacen demasiado explícito, pero lo que está en el trasfondo son las elecciones presidenciales. Lo que el discurso dominante nunca reconocerá es que las elecciones presidenciales estadounidenses son en esta fecha porque las han colocado a propósito inmediatamente después de Halloween. De ahí que por ley desde 1845 sean el martes siguiente al primer lunes de noviembre. Es una manera encubierta de hacer que sean justo después de Halloween, sin coincidir con el sabbat judío ni con el domingo cristiano. Lo que está implícito aquí es lo que hemos dicho en otro artículo (http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/07/la-democracia-es-un-mito-las-elecciones.html): que las elecciones llamadas democráticas son en realidad un ritual, de hecho encubren un ritual hierogámico-sacrificial.

Michelle Obama y Melania Trump repiten el mismo discurso, y después pasa algo parecido con el hijo de Trump, y dicen que se ha cometido plagio. Pero esto no es más que una tomadura de pelo. Nos están diciendo de la manera mas evidente que las elecciones y la democracia y el Estado de derecho son una farsa, una película de Hollywood. Una película de Hollywood pero que es al mismo tiemp real, un ritual y un ritual sacrificial en el que votar significa tomar partido. Meter tu papeleta en la urna equivale a lanzar la piedra en las lapidaciones. Legitimar el asesinato sistémico.

La película vuelve a ser un derroche de obscenidad y de violencia gratuita, a las que nos tienen acostumbrados ya las élites atlantistas-sionistas que gobiernan en la sombra y que controlan Hollywood. Insistimos, se trata por un lado de incentivar la violencia, sobre todo la racial, o en su caso, la religiosa, y por otro lado de desensibilizar y desempatizar a la mayoría de la población con respecto a ella, de legitimar la violencia en general. Nuestra obligación como ciudadanos es participar en la Purga, dicen en el film. De nuevo, subliminalmente, nos están diciendo en qué consiste el sistema y en qué consisten las elecciones. En un gran ritual satánico.



No es casualidad que aparezca un niño satánico, que corre por toda la casa teledirigido por el hijo menor de la familia protagonista. Simboliza el proyecto transhumanista al que nos llevan. Y por supuesto los rituales satánicos de niños, los proyectos MkUltra, las bases secretas, etc., que son la clave de bóveda del sistema. Por cierto que el hijo es una suerte de andrógino, clavado a la madre, con el mismo corte de pelo, lo que delata también los planes desexualizadores y desfertilizadores de las élites. El bebé teledirigido es un Baphomet en toda regla, con un brazo apuntando al Cielo y otro al Infierno, con un lado blanco y otro negro quemado, con un ojo rojo "iluminado", que es al mismo tiempo una cámara por la que el hijo de la familia sigue el espectáculo... Blanco y negro masónico: disyunción sin conjunción, estrategia de manipulación de masas que va del maniqueismo a la metafísica, de las elecciones al fútbol.

Esta película pone de manifiesto que el verdadero poder en la sombra sigue operando en base a una mecánica religiosa, y en concreto sacrificial y satánica. Que las grandes religiones de masas, incluidas el judaísmo y el protestantismo, no dejan de ser grandes mecanismos de manipulación y encubrimiento de esta mecánica, que es con la que verdaderamente se ejerce el poder.

Lo que está en el fondo de esta y otras muchas de estas películas repugnantes es el intento de las élites satánicas de convertirnos en su religión. Entonces podrán salir de las sombras y celebrar al aire libre sus rituales sangrientos con la aceptación de las masas. La estrategia es irnos enfrentando a unos y otros, demonizar a unos y otros según sus intereses para legitimar la violencia. Pero en última instancia lo que persiguen es convertirnos literalmente en satánicos y que aceptemos la violencia gratuita contra inocentes, de la que el caso límite es el sacrificio y la ingesta antropofágica de niños.



También hay algo más en el trasfondo: una asociación entre las elecciones democráticas y la famosa elección de la noche de Halloween: "trick or treat" ('truco o trato'). Pero en este caso es más que un inocente juego de niños: O nos entregas al negro que se esconde en tu casa o entramos y asesinamos a toda tu familia. Esta es la mecánica sacrificial que está en la base del argumento. Si queréis salvaros tú y los tuyos, tenéis que aceptar que una minoría sea sacrificada. Como siempre en Hollywood la demanda es planteada por uno de los malos, pero en la práctica resulta que esta es la única alternativa realista, que es necesario, como si fuera una ley natural, entregar al negro para salvarse. En suma, la película es una legitimación de la mecánica sacrificial, aunque no sea de manera explícita.

También contribuye a consolidar el mito del loco solitario racista y armado que pide venganza. El mismo que encontramos en tantos atentados de bandera falsa, que en realidad son desgraciados marginales, manipulados por las agencias de inteligencia mediante programas de control mental. Pero de hecho el círculo se cierra y así este tipo de películas funcionan como dispositivos de ingeniería social, en los casos extremos, para producir este tipo de individuos, que están así ya preparados para que las CIAs o las FBIs de turno terminen la labor y los conviertan en máquinas de matar en serie.



La película termina como empezaba, con extractos de los medios de estupidización de masas:
"Los Nuevos Padres Fundadores han emitido un comunicado que dice: «Esta ha sido la Purga con más éxito». [...] Los índices de la bolsa han subido esta mañana al saberse los resultados de las ventas de armas y sistemas de seguridad domésticos, que han anunciado beneficios en ambos sectores."
Esta es la realidad. El complejo industrial-militar es la locomotora de la economía. Y cuando hay crisis esta solo se resuelve matando. Estamos ya viendo y seguiremos viendo algo muy parecido en los próximos meses y años. En el hollycapitalismo Hollywood crea la realidad. Nos dice de manera evidente "por dónde van a ir los tiros", literalmente.

Más información:

The Purge 2 (Anarchy: La noche de las bestias).

"La Purga 3": la masonería satánica gobierna.

Pedro Bustamante es investigador independiente, arquitecto y artista. Su obra El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses ha sido publicada recientemente en Ediciones Libertarias. http://deliriousheterotopias.blogspot.com/