2016-09-01

CERN: culto psicotrónico al CERN-unnos (2/3)


Collage del autor.

Continuación de "CERN: culto psicotrónico al CERN-unnos (1/3)".

Quizás no sea una casualidad que este falso ritual sacrificial se haya hecho público ahora, si como parece fue grabado hace mucho tiempo, si tenemos en cuenta que hace menos de dos meses, el pasado 24 de junio, se produjo un extraño fenómeno que en las webs alternativas ha sido calificado como la apertura de un portal interdimensional. Vicente Fuentes habla de un fenómeno de antigravedad.

https://www.youtube.com/watch?v=MvNRG3MjUjw

https://www.rt.com/viral/349283-cern-clouds-portal-gods/


Fenómenos atmosféricos espectaculares sobre el CERN, el 24 de junio de 2016.

Ocurría además en el solsticio de verano y con luna llena, por primera vez en más de 6 décadas. Otra vez el sol y la luna. Otra vez lo que probablemente tenga algún sentido ritual para los que lo hicieron, que ocurría además en el contexto del programa "Awake" (Despierta). ¿Sería el golpe que Seth propina al ojo de Horus previo al eclipse que lo mutila?

http://elpais.com/elpais/2016/06/20/ciencia/1466413049_319594.html

En todo caso creemos que hay que interpretar este fenómeno también en buena medida como otra cortina de humo. Lo que está haciendo y va a hacer el CERN será mucho más encubierto y mucho más sibilino, como vamos a intentar mostrar. Este tipo de exhibiciones espectaculares sirven por una parte para hacer demostraciones de fuerza, para mostrar a otras potencias de lo que se es capaz, pero también como espectáculos dirigidos a los profanos o a los entendidillos, para entretenerlos en las webs de conspiración, para mantenerlos alejados del objetivo fundamental del centro. Son fuegos artificiales.

Esto es lo que piensa Anthony Patch, uno de los mayores conocedores del CERN, para quién se están poniendo en marcha todo tipo de operaciones de desinformación que permiten al mismo tiempo rastrear el grado de conocimiento de la población sobre los verdaderos objetivos del CERN, que operan como programación predictiva para ir desvelando progresivamente las agendas encubiertas, que generan mucho ruido y pocas nueces.

El principio siempre es el mismo en este tipo de proyectos. Se opera de manera secreta, se implementan las agendas de manera sibilina, al margen de la legalidad y del conocimiento de la ciudadanía, y una vez que están suficientemente consolidadas para que no pueda haber marcha atrás se van desvelando ante la opinión pública creando la impresión de que ellos o las marionetas políticas deciden algo. O canalizando la indignación del público hacia ciertos temas una vez que ya están en marcha y es muy díficil prescindir de ellos, porque están relacionados con el resto de temas y no es posible dar marcha atrás. El nombre de esto es dictadura tecnológica.

https://www.youtube.com/watch?v=DK3hzYvwem4

En un sentido similar hay que interpretar las declaraciones del responsable del CERN hechas en 2015, según las cuales la música habita en una quinta dimensión, más allá de la percepción humana.
"La música clásica trasciende tanto el flujo lineal y unidireccional del tiempo como el espacio euclídeo a los que estamos acostumbrados..."; "... una obra musical es una entidad misteriosa cuya esencia escapa totalmente a nuestros sentidos..."
declaró el director general del CERN, Rolf-Dieter Heuer. Otra vez se trata de una maniobra muy sutil de desinformación pero que al mismo tiempo nos revela que es lo que se cuece en el CERN. Todo ello perfectamente coherente con "Symmetry".

Sin duda todo responde a una estrategia única que se va desplegando aparentemente de manera independiente aquí y allá, para que no comprendamos que todo está unido: chemtrails, vacunas, secuenciación del genoma, redes sociales, dispositivos inalámbricos... Pero todo confluye en un punto que se llama ganado transhumano.

http://www.submediant.com/2015/10/01/physicists-prove-classical-music-inhabits-separate-realm-inaccessible-to-humans/

Estamos ante una estrategia unitaria de programación preventiva de la ciudadanía, de desinformación y legitimación de un proyecto demasiado obsceno para ser revelado. Por eso lo adornan con el misticismo del arte, la danza, la música, la religión, los rituales. Pero los que sabemos un poco de que va el tema podemos atar cabos y entender en qué consiste el CERN: en el control mental de las poblaciones a través de la tecnología, de una manera tal que en buena medida escape a nuestra percepción. El esclavo ideal es el que no sabe que lo es. La zombificación general de la población para que se someta al sistema y se limite a producir y a consumir, mientras las élites les chupan la sangre. La colmena humana: abejas obreras asexuadas trabajando y una élite de abejas y zánganos reyes viviendo más allá del bien y del mal.

Cambiemos de tercio y tratemos de comprender el sentido del anagrama CERN. Nos dicen que estas siglas son las del Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire (Consejo Europeo para la Investigación Nuclear) creado en 1952, a partir del cual surgió el CERN en 1954. Lo que extraña es que se hayan mantenido estas siglas a pesar de que el nombre oficial del centro pasó a ser Organización Europea para la Investigación Nuclear, que no se corresponde con CERN en ninguna de las lenguas principales de la Unión Europea: European Organization for Nuclear Research, Organisation européenne pour la recherche nucléaire, Europäische Organisation für Kernforschung.

Pero el nombre oficial alemán nos da una clave que ya debía de estar presente en el anagrama de 1952. Kern es el término germánico para 'núcleo' o 'centro'. Pero también para 'corazón'. No hay que olvidar que para el Verdadero Poder en la Sombra los rituales de sangre son muy importantes, y en ellos el corazón juega un papel central. Podemos remontarnos hasta el Juicio de los muertos del Antiguo Egipto para comprobarlo. Kern se traduce como 'nuclear' en español. En alemán física nuclear es Kernphysik y energía nuclear Kernenergie.


Cernunnos en el Pilier des Nautes (Pilar de los navegantes), siglo I d. C., Musée national du Moyen Âge - Thermes et hôtel de Cluny, París.

Pero además de a Kern, creemos que CERN alude al Cernunnos, "el cornudo" en latín, el dios ctónico celta de la fertilidad, equiparable hasta cierto punto a otras divinidades ctónicas, nocturnas, lunares, fálicas, como Osiris, Dionisio, Hades, Hermes, Satanás, Baphomet, etc. También probablemente se vincula al Can CER-bero.

El nombre Cernunnos procede del Pilier des Nautes (Pilar de los navegantes), una de las esculturas más antiguas de la Galia romana, encontrada en Lutecia (París), en la mismísima Catedral de Notre-Dame. ¿Se entiende la importancia del trasfondo pagano de todo esto, sobre todo del hecho de que se haya encontrado en una catedral cristiana?

Por cierto, se especula con la posibilidad de que los fragmentos del Pilier des Nautes formasen parte de un conjunto de dos pilares. Esto lo vincularía con estructuras similares como los obeliscos gemelos y las dobles columnas de los templos fenicios que están en el origen de las columnas del Templo de Salomón, tan importantes en el simbolismo masónico e Illuminati.

https://www.youtube.com/watch?v=h1M81VFY854

Cernunnos se relaciona con cernere, 'separar', 'dividir'. La "c" se pronucia como "k", esto es, como el Kern alemán, lo que parece indicar que todas estas interpretaciones que estamos proponiendo se superponen en el anagrama CERN.


Petroglifo con Cernunnos, Val Camonica, Edad de Hierro, Alpes italianos; Caldero de Gundestrup, Edad de Hierro, Museo Nacional de Dinamarca, en Copenhague.

Otras representaciones del Cernunnos las encontramos en Val Camonica, en los Alpes italianos, no demasiado lejos del CERN, o en el caldero de Gundestrup, encontrado en Dinamarca, ambos de la Edad de Hierro. En todos los casos estos Cernunnos son deidades chamánicas, con cuernos de cérvidos, aparecen junto a serpientes, que a su vez tienen cuernos de carnero, como se ve en el caso de Gundestrup.

Sujetan o portan torques, unos collares típicamente célticos llenos de simbolismo mistérico e iniciático. Torque procede del latín torqueo, 'torcer'. En el Cernunnos de París vemos dos torques colgando de sus cuernos. En el de Val Camonica los lleva en los brazos. En el de Gundestrup sujeta uno en la mano y lleva otro en el cuello. Obsérvese el acompañante itifálico en Val Camonica. Hay que subrayar que el caldero de Gundestrup es uno de esos recipientes rituales, similares a los que encontramos en la grecia arcaica asociados a trípodes y a sacrificios. Como el que presidía el santa sanctorum del templo de Apolo en Delfos, sobre el que se sentaba la Pitia. Pero que había sido antes un templo de Dionisio. Y que era un lugar de conexión con las corrientes ctónicas. Todo encaja.


Diversos tipos de torques; logo del CERN.

Los torques son collares rígidos, a menudo abiertos o con formas de luna creciente. Son muy importantes desde el punto de vista simbólico porque aluden al tema central de las religiones de misterios, la relación de la vida y la muerte, la mortalidad y la inmortalidad, la continuidad y la vinculación de los distintos seres y planos de la existencia, los eclipses, etc... En cierto modo los torques son a la cultura celta lo que el cadudeo de Hermes es a la cultura mediterránea, aunque en esta también aparecen temas similares como los cuernos, el hacha doble, la luna sonriente. De hecho el término torque también alude a los colmillos del jabalí. No por casualidad los Cernunnos están acompañados de serpientes, el animal ctónico por excelencia. No por casualidad la serpiente aparece a menudo representada en formas cerradas, como el Ouroboros, que recuerda a los torques. No por casualidad estos Cernunnos portan dos torques y el caduceo de Hermes consiste en dos serpientes, que aluden a los dos procesos complementarios que vinculan lo humano y lo divino, lo ctónico y lo uranio: la catábasis y la anábasis, la catarsis y la anarsis.

De manera que parece haber también una conexión entre los torques, que como decimos aparecen por pares acompañando a los Cernunnos y el logo del CERN. Muchos investigadores han mostrado que en el logo puede encontrarse el "número de la bestia", el 666, pero lo cierto es que aparecen también dos "9". En todo caso en él aparecen los dos círculos entrelazados, uno de ellos interrumpido por las siglas, que podrían aludir a los dos torques del Cernunnos. Pero también a los dos ojos de Horus y al eclipse, como ya hemos mostrado. Al proceso gradual en el que el ojo izquierdo lunar es eliminado y "eclipsado" por el ojo derecho solar. En todo caso vamos a ver cómo el 666 podría aludir también a la triple cadena de ADN.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/08/el-nino-horus-en-alepo.html

https://contraperiodismomatrix.wordpress.com/2012/07/08/la-macroestafa-del-boson-de-higgs-en-bragas-y-ligueros/#more-6241

El CERN se vincula también al ángel negro Apolión —no confundir con el dios solar Apolo—, llamado Apollyon en griego o Abbadon en la biblia. Según dice Anthony Patch el centro se sitúa en la localidad de Saint-Genis-Pouilly, anteriormente Pouilly-Saint-Genis, que en tiempos romanos era llamada Apolliacum, y en la que había un templo dedicado a Apollyon. Apollyon-Abaddon es un ángel del abismo insondable, que posee su llave, es el destructor, el "exterminador", pertenece al reino de los muertos. Está por lo tanto emparentado con las divinidades ctónicas de las que venimos hablado, con el Cernunnos, y como veremos a continuación, con Shiva.

http://removingtheshackles.blogspot.de/2015/06/cern-theories-end-of-days-or-end-of.html


Distintas representaciones del dios hindú Shiva.

En cuanto a la estatua del dios Shiva frente a la que fue escenificado el falso ritual hace un par de semanas, no parece casual que sea precisamente este dios el que haya sido seleccionado. El Gobierno Indio sabía muy bien lo que el VPeS quería.

Shiva es un dios muy cercano a las divinidades de las que hemos hablado, y por lo tanto también al Cernunnos. Es también un dios ctónico, de la destrucción, la muerte y la fertilidad. Está también acompañado de serpientes. Obsérvense las serpientes alrededor de su cuello y de sus brazos, de una manera muy similar a los torques de los Cernunnos. Es también un dios lunar, como Osiris, como Dionisio. También está vinculado a bestias cornudas: el animal al que se asocia es Nandi, el toro. Así, es también llamado Nandishvara, 'señor de Nandi'. También, como dios fálico, se adora en forma de lingam, de manera similar a los temas fálicos e itifálicos que encontramos en los cultos de Osiris y Dionisio. Como todos estos dioses, está asociado también al fuego, a través de su tercer ojo que puede quemar con la mirada. Todos ellos son dioses de la música, el baile, el trance, la manía, la posesión. ¿Se va entendiendo ya por qué el CERN es un culto psicotrónico al dios Cernunnos?


El ganado humano en el centro del ruedo, en "Symmetry".


Los Illuminati embrutecen y torean a los goyim, en "Symmetry".

Un cambio más de tercio antes de entrar a matar. Porque evidentemente estamos en el mundo del laberinto y de la corrida. Pero los toros somos nosotros. O los goyim, como se prefiera. En "Symmetry" es evidente que hay un laberinto o un ruedo, que nosotros somos los toros y los que nos gobiernan en la sombra son los toreros. En el fondo de lo que se trata es de embrutecer al hombre y reducirlo a una bestia, todo ello desde un proyecto intelectual muy sofisticado y refinado. En este sentido hay que entender todo lo que implica el transhumanismo como un gran culto religioso, místico, sacrificial, pero en el que tenderá a haber una distinción entre dominadores y dominados cada vez más marcada. Los que posean la marca de la bestia y los que no. Los que sean bestias y los que sean superhombres, en última instancia inmortales.


Mapa de Estados miembros de la Unión Europea; mapa de densidad de población de diversos Estados europeos.

La imagen de la bestia en el centro del ruedo no parece tan alejada de la realidad. Para ello conviene analizar la ubicación concreta del CERN en relación con su entorno físico. A veces reflexiones tan sencillas como esta pueden ser más reveladoras que las complejas fórmulas de física cuántica o las "partículas divinas".

No es de extrañar que el CERN se haya decidido localizar en Suiza, un país muy vinculado a las élites atlantistas, ideal para operaciones financieras opacas, para operar al margen de la moral y de la legalidad. Un país que puede permitirse el lujo de mantenerse "neutral" en los grandes conflictos bélicos, porque financiar guerras no se considera participar en ellas en los libros oficiales, ni guardar el oro que respalda los créditos que pagan las armas.

Pero lo que no parece ser una casualidad es que, si trazamos un círculo desde el CERN, y si excluimos algunas regiones excéntricas poco pobladas como el norte de Escandinavia o Chipre, lo cierto es que ocupa una posición sorprendentemente central en el conjunto de Europa, e incluso el norte de África.

La mismo sucede si nos fijamos en la distribución y la densidad de la población. El CERN se encuentra otra vez "curiosamente" centrado con respecto a los países más importantes de Europa: Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España. Pero lo mismo sucede con respecto a las áreas más densamente pobladas: la antigua Alemania Federal, los Países Bajos, Bélgica, Inglaterra, norte y centro de Italia, norte y centro de España, etc. Todo esto parece indicar que hay una relación directa, geográfica y física, entre la localización del CERN y las países y las poblaciones en los que influiría.

Tiene sentido entonces nuestra interpretación. Las poblaciones somos los toros, las bestias, los "cornudos" y estamos dentro del ruedo. Merece la pena ver los últimos segundos de "Symmetry" en los que el ojo es en realidad una onda dinámica que crece y envuelve a las cinco personas que forman el pentagrama invertido, el Baphomet, la bestia. El pentagrama es el hombre. Pero el pentagrama invertido es la bestia humana, el hombre embrutecido por el sistema, por la industria cultural, por los medios de desinformación, por la perversión sexual, por las drogas, por la amoralidad. Y a eso hay que sumarle las tecnologías de control mental psicotrónicas de las que vamos a hablar con más detalle en la tercera entrega de esta serie.

http://www.symmetrymovie.com/

Seguiremos confirmando todo esto con elementos más concretos, pero por el momento nos interesa avanzar una conclusión provisional de todo lo que hemos visto. Todo parece apuntar a que el principal objetivo del CERN no es la investigación pura y dura en física de partículas. Sin duda este puede ser uno de sus muchos objetivos, pero no el más importante.

Uno de los elementos claves es que el CERN es también un nodo central de recopilación y análisis de datos de los ciudadanos, vinculado a grandes programas de vigilancia de las agencias de inteligencia, como vamos a ver más adelante. Es significativo que la www (World Wide Web, Red Informática Mundial) fuese inventada aquí. Es significativo que estas tres "W" puedan interpretarse como tres cadenas de ADN.

http://themillenniumreport.com/2016/05/cern-biggest-science-scam-in-history/

Si están creando el terrorismo y los atentados de bandera falsa es, entre otros motivos, porque necesitan legitimar los Estados policiales, y con ellos la vigilancia y el control total de las poblaciones y de la información que manejamos. La información no simplemente la almacenan y la chequean para detectar terroristas, como nos dicen. Esta es la excusa para la recopilación de datos de todos. Pero la clave aquí es la confluencia entre los seres reales y biológicos y esos datos digitales. La clave no es solo recopilar y almacenar esos datos, por si acaso... La clave es vincular ambos círculos, ambos anillos, como sugiere el logo del CERN. El círculo físico y el círculo virtual, el biológico y el digital. Y hacer que trabajen en loop, que en última instancia convergan y hagan de nosotros seres transhumanos medio hombres medio máquinas.

El CERN puede estar investigando muchos de los temas que nos están contando: antimateria o materia oscura, dimensiones adicionales, portales interdimensionales, agujeros negros microscópicos, etc. Y sin duda todo esto servirá para construir armas de destrucción masiva y armas invisibles, como han servido todas las tecnologías desde el principio de los tiempos. Según Anthony Patch el CERN es capaz de crear strangelets o pentaquarks, dotados de una gran capacidad destructiva, que vendrían a cumplir el rol de las armas nucleares de cara a amenazar a los Estados-nación que no se dobleguen a la dictadura global del NOM.

https://www.youtube.com/watch?v=DK3hzYvwem4

Pero creemos que su objetivo principal es el control mental de las poblaciones. Hacer posible una suerte de esclavitud virtual, inconsciente, psicotrónica, en la que los sujetos se crean libres pero de hecho estén supeditados a un sistema de control, a un cerebro central, que les impida ejercer su libertad, que les convierta en seres sumisos al sistema, que haga de ellos ganado transhumano. Pero entendiendo transhumano como infrahumano, como bestial, para la mayoría de la población. ¿Se entiende el simbolismo del Cernunnos, del laberinto, de la corrida de toros, de Shiva encerrado en el círculo? El experimento no son las partículas. El experimento somos nosotros.

Pero también al mismo tiempo el CERN haría posible, para una minoría muy reducida, la inmortalidad. De ahí todo el simbolismo mistérico.

Si estamos viendo libros, películas, cortos artísticos promocionales, artículos sobre el misticismo de la música, fenómenos atmosféricos espectaculares, y últimamente supuestos sacrificios rituales frente a deidades hindúes, es para crear cortinas de humo que escondan el objetivo fundamental del CERN. Pero al mismo tiempo para preprogramarnos, para someternos inconscientemente a esta mecánica ritual, para que agachemos la cabeza, para que embistamos el capote rojo cuando lo requiera la revolución de turno. Por cierto el logo original del CERN es curiosamente parecido al del globalista Podemos.

Si se está asociando el CERN con elementos religiosos, en ocasiones explícitamente rituales y sacrificiales, es porque en última instancia el funcionamiento del CERN remite a una mecánica ritual sacrificial. Los rituales hollywoodenses y los sacrificios fake que nos montan sirven precisamente para desactivar esta interpretación ritual conscientemente, al mismo tiempo que la incentivan inconsciente y subliminalmente. Así dificultan que los investigadores entendamos en todo su alcance lo que está en juego.

En otras palabras, el CERN va a reproducir a otra escala, a otro nivel, en otro formato, la mecánica ritual hierogámico-sacrificial que ha estado siempre en el centro del poderreligión. El CERN va a recibir todos nuestros datos, procesarlos y volver a enviárnoslos, como ya está sucediendo hoy, pero de una manera mucho más intensa. Hoy nuestras vidas y nuestros comportamientos están permanentemente controlados y manipulados por medios de comunicación, dispositivos digitales, internet, telecomunicaciones, satélites, geoingeniería, chemtrails, nanopartículas, ondas electromágneticas, etc... Mucho más allá de lo que la gente de la calle cree, porque son proyectos encubiertos que se están desarrollando completamente al margen de las fachadas y las marionetas llamadas democráticas. Es el caso de los chemtrails y las nanopartículas inteligentes que están fumigando y que están invadiendo nuestros cuerpos, como ha mostrado Harald Kautz-Vella.

Lo que veremos en los próximos años y décadas es simplemente una intensificación de esta mecánica de control total de nuestras vidas con tecnologías cada vez más sofisticadas que se irán normalizando poco a poco: microchips implantables, nanopartículas inteligentes, manipulación vibracional del ADN, tercera cadena de ADN. Esto es lo que verdaderamente se cuece en el CERN.

Así, el CERN y todo su ámbito de influencia, que como hemos visto somos, en el mejor de los casos, la mayoría de los europeos, se puede interpretar como un gran espacio ritual. Porque la mecánica que le subyace es exactamente la misma que la de los rituales hierogámico-sacrificiales de toda la vida, solo que a otro nivel, por otros medios, en otros formatos. Cuanto más avancen estas tecnologías más importante será el control y la cohesión de las sociedades mediante el deseo y la amenaza, mediante el miedo, mediante la culpa, mediante chivos expiatorios, mediante seres semisagrados que operan como referencias para las masas, mediante las emociones y los sentimientos. Como ha sucedido siempre pero cada vez por medios más sofisticados.

Los grandes eventos que hoy presenciamos, en buena medida ingenierizados o catalizados artificialmente, operan ya como grandes rituales para el conjunto de la sociedad. Los atentados de bandera falsa, los grandes "accidentes" de tráfico o industriales, las pandemias de laboratorio. Lo que hacen es canalizar el deseo, el miedo, la culpa, la amenaza, nuestras emociones más básicas, más animales. Aquí esta otra vez el Cernunnos. La bestia.

El CERN no va a hacer más que intensificar esta mecánica y elevarla a un estadio más desarrollado, con el control y la manipulación de nuestras emociones más bajas, más irracionales, más inconscientes... pero a través de la tecnología. En este sentido decimos que el CERN va a operar también como un gran ritual, solo que a otro nivel.

Por todo esto decimos que el CERN es un culto psicotrónico al Cernunnos. Culto a una nueva encarnación de Shiva, de Osiris, de Dionisio, de Satán, del Cernunnos. Culto mistérico, masónico, satánico. Culto de todos los fieles hollycapitalistas, pero orquestado por una minoría de iniciados, de Illuminati. De dioses, porque podrán alcanzar la inmortalidad. Culto en el que la base es que explotarán de la manera más perversa lo más bajo, lo más animal, lo más salvaje en el hombre. Pero desde el espíritu desencarnado, desde el ojo solar de Horus. En esto consiste la Era de Horus, que es un culto satánico en toda regla. Culto al Cernunnos.

Continúa en "CERN: el 666 es la triple cadena de ADN (3/3)".

Pedro Bustamante es investigador independiente, arquitecto y artista. Su obra El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses ha sido publicada recientemente en Ediciones Libertarias. Colabora habitualmente en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon y Página Transversal, así como en la serie de videoprogramas "Hollycapitalismo" en La Caja de Pandora.