2016-12-20

Berlín BREITSCHEID(E)platz: la 'GRAN SEPARACIÓN'. O la violación de la 'GRAN VAGINA'



Interpretamos el ataque del 19 de diciembre en Berlín a un mercado navideño como una amenaza de los globalistas atlantistas-sionistas al Estado alemán. Y al mismo tiempo como un acicate para su desestabilización a través de movimientos populistas como PEGIDA y partidos nacionalistas como AfD (Alternativa para Alemania).

La separación de Alemania y Rusia ha sido uno de los objetivos centrales de la geoestrategia atlantista desde Halford Mackinder. Es también una de las claves para entender las dos guerras mundiales, así como el conflicto de hoy en Ucrania —'territorio fronterizo'—.

En este sentido, quizás no sea una casualidad que este ataque haya tenido lugar en la Breitscheidplatz. Oficialmente este nombre se deriva del político Rudolf Breitscheid. Pero literalmente Breitscheid vendría a significar 'gran separación', 'gran divorcio'. O incluso 'gran o ancha vagina' (Scheide).


Trailers negro y blanco, en los atentados de Berlín del 19 de diciembre y Niza del 14 de julio.

Este ataque guarda una curiosa simetría con el de Niza del pasado 14 de julio. Si en Niza el vehículo atacante era un trailer blanco, en Berlín ha sido uno negro. Si en Niza se eligió una fecha muy simbólica para Francia, como es la Toma de la Bastilla, el ataque de Berlín se ha dirigido contra otro símbolo importante en Alemania, como son las Navidades y los mercados navideños, en los que se consumen los platos típicos, las salchichas y el Glühwein (vino caliente especiado).


Philipp Veit?, Germania, 1948. Eugène Delacroix, La Libertad guiando al pueblo, 1830.



El negro es uno de los colores característicos de la bandera alemana. También lo era de la Confederación Alemana del Norte (negro, blanco y rojo). Y el blanco es el color que unifica la dialéctica masónica del azul y el rojo en la bandera francesa.

El blanco y el negro parecen hacer alusión también al solsticio de verano, cerca del que ocurrió el atentado de Niza, y el solsticio de invierno, solo dos días antes del de Berlín. Y estos a su vez a las Columnas masonas y los cultos paganos.

Lo que parece evidente es que en ambos casos se ha buscado una gran repercusión mediática. En Niza, poniendo el foco en el turismo de verano y playa, y en Berlín en el de invierno y mercadillo y compras navideñas. De lo que se trata es de que el público general se identifique con las víctimas. Estamos siempre en el marco de una mecánica sacrificial.

Se trata de dos atentados que se inscriben en la misma lógica: la instrumentalización de la inmigración musulmana y del terrorismo, controlados por las agencias de inteligencia atlantistas-sionistas, como armas de presión geopolítica para someter-desestabilizar-balcanizar a los Estados-nación, todo ello en el marco de la agenda del Nuevo Orden Mundial.

Diversas instituciones atlantistas venían advirtiendo desde hace semanas de que podían producirse ataques yihadistas a objetivos turísticos y navideños en Europa. Esto parece corresponder a una campaña de programación preventiva, para intensificar el impacto en el público.

También recientemente las autoridades alemanas detuvieron a un menor de 12 años que intentó atentar en dos ocasiones en espacios comerciales de la ciudad de Ludwigshafen. Esto encaja también en la estrategia "una de cal y otra de arena" de las logias: primero escenificaciones como la de Aylan Kurdi, y después niños terroristas. Primero empujan un platillo de la balanza, y luego otro. Porque la clave del poder está en este juego y no en tener una posición estable o coherente.

Pero en el caso del atentado de Berlín, hay algunos detalles que parecen apuntar al tema de la "gran separación" entre Alemania y Rusia. Así, el trailer, aunque conducido por un paquistaní que había solicitado asilo en Alemania, llevaba además un acompañante polaco, y provenía y tenía matrícula de este país. De nuevo, como Ucrania, Polonia es "terreno fronterizo" entre las dos potencias.



Un detalle que quizás no sea casual es que las siglas de la matrícula del trailer (PL) GDA parecen hacer alusión al movimiento popular nacionalista PeGiDA (Patriotas Europeos contra la Islamización de Europa), que amenaza la estabilidad del Estado alemán.

Insistimos en que la mafia en el poder real opera siempre empujando alternativamente los dos platillos de la balanza, y que este movimiento de corte populista, soberanista y nacionalista estaría siendo utilizado paradójicamente por los globalistas como herramienta de presión, y eventualmente como instigador de un conflicto de mayor intensidad en Alemania, en línea con la estrategia de la "gran separación".

Estamos en fase "solve", en fase Trump, en la que todo se invierte. Lo que parece ir contra los globalistas en realidad juega a su favor, en la medida en que canalice las fuerzas destructivas de la crisis.



También la matrícula trasera —ZGR US66— podría estar aludiendo al 666, si tenemos en cuenta que tanto la G como la S se asemejan a un 6. Esto también parece corresponderse con el 19, los 9 muertos iniciales, y los 60 implicados (12 muertos + 48 heridos) que reportan después.



Todo esto parece encajar demasiado bien con la portada de The Economist de su edición "The World If" (El mundo si), en la que aparece el muro de Berlín y los escudos de las dos Alemanias posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

La cifra 19 del día del atentado parece hacer alusión al Tratado de Versalles de 1919 que marcó el final de la Segunda Guerra Mundial y tuvo consecuencias funestas para Alemania, que seguiría siendo el vórtice alrededor del que muchas de las fuerzas destructivas de entonces se canalizaron.

El tema de la separación de las dos Alemanias parece estar también presente en el monumento que preside la "plaza de la gran separación". Se trata de la Iglesia Memorial Káiser Wilhelm, que es un símbolo muy poderoso de la ruina —literalmente— del Imperio Alemán y de su último Káiser Guillermo II.



En efecto, el camión se dirigía directamente hacia esta Iglesia Memorial, que es el símbolo central de este atentado, aunque la mayoría de los periodistas de los medios de masas estén demasiado adoctrinados para comprender su significado.



Es muy significativo que de la iglesia arruinada por los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial solo se conservase el torreón de fachada, y que junto a él se construyese otra torre, que junto a la primera recuerda a un símbolo central masón como es el de las Dos Columnas (11).

Quizás no sea una casualidad que las primeras informaciones de las agencias atlantistas-sionistas nos hablaran de 9 muertos. Otra vez el 9 y el 11. También en un día 19.





La iglesia fue destruida en 1943 y se reconstruyó entre 1959 y 1961 con varios volúmenes independientes alrededor del torreón existente. Lo curioso es que el espacio principal de la iglesia, de forma octogonal, no se reconstruyó en el lugar que ocupaba anteriormente, sino al otro lado, en el exterior, frente a la fachada. Y en el lugar que ocupaba la iglesia original se construyó la torre-campanario de forma hexagonal. Ambos volúmenes se descentraron con respecto al eje original de la iglesia.




Imágenes actuales de la Iglesia Memorial Káiser Wilhelm que muestran la torre-campanario hexagonal, ocupando el lugar central de la iglesia original, y el nuevo espacio octogonal principal, construido al exterior y frente a la fachada de la iglesia original.

Las plantas octogonales suelen asociarse a los cultos heréticos templarios. Y la geometría hexagonal para un campanario cristiano es muy poco común. Parece evidente pensar en un influencia judeizante, y en concreto en el Sello de Salomón. Sobre todo si tenemos en cuenta el poder del sionismo en la Alemania ocupada posterior al Hollycausto.



En base a todo lo que decimos, también parece haber una curiosa vinculación entre otra de las portadas de The Economist, "The Worl in 2017" (El mundo en 2017), en la que aparece una versión del arcano XVI del tarot "La Torre" y la Iglesia Memorial de Berlín. El 19 y el 16 son parecidos con solo girar el 6-9.

Las dos masas que el rayo sobre la torre divide, los cristiano-capitalistas y los comunistas de antaño, volverían ahora a separarse según otras reparticiones geopolíticas: globalistas-atlantistas y populistas-nacionalistas-soberanistas.

Pero además parece haber una velada profanación del templo cristiano. No solo la torre principal de la iglesia se habría dejado intencionadamente arruinada, y en particular con su remate destruido, en alusión a la castración ritual (cultos de Tammuz, Osiris, Apis, Dionisio, etc.). Además la torre-campanario estaría ocupando el lugar central de la iglesia cristiana, significando la violación o el desvirgamiento ritual de los cultos paganos. Todo esto parece también encajar con la celebración de la Saturnalia, entre el 17 y el 22 de diciembre.

Se podría por lo tanto interpretar esta reconstrucción, y la Iglesia Memorial en su conjunto, como una profanación velada del Cristianismo, como una alusión implícita a los rituales de corte pagano y satanista que practican las élites globalistas, los altos iniciados de logias, Estados profundos, iglesias.

En este sentido creemos que debe ser interpretado el lugar elegido para este ataque, así como la Breitscheidplatz, que como decimos se podría leer también como "Plaza de la Gran o de la Ancha Vagina", en alusión a los rituales de violación, sodomía, pederastia, desvirgamiento, etc., que constituyen la clave de bóveda del poder-religión desde siempre. Y especialmente hoy, en que estas prácticas son el centro alrededor del que se organiza todo el sistema de control mental mediante trauma, infligido desde la más tierna edad, para producir esclavos, prostitutas, supersoldados, espías, altos empresarios y políticos, víctimas, degenerados y psicópatas, que ocupan los puestos de mayor responsabilidad, liderazgo e influencia en el podrido hollycapitalismo que hoy padecemos.


Referencias:

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/20/actualidad/1482217316_656189.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/19/actualidad/1482176155_449814.html

https://survivorship.org/2016-dates/

http://www.reuters.com/article/us-germany-truck-idUSKBN148287

http://www.reuters.com/video/2016/12/19/truck-plows-into-crowd-at-berlin-christm?videoId=370752281&videoChannel=1

http://www.reuters.com/article/us-germany-truck-arrest-idUSKBN1482EH?il=0

http://www.express.co.uk/news/world/745360/Berlin-terror-attack-Christmas-market

http://www.activistpost.com/2016/12/us-warned-citizens-possible-terror-attacks-markets-like-berlins-just-4-weeks-ago.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Kaiser_Wilhelm_Memorial_Church

http://www.academia.edu/2049299/La_geometr%C3%ADa_simb%C3%B3lica_de_las_iglesias_templarias_de_Eunate_y_Torres_del_r%C3%ADo

https://berlin.kauperts.de/Strassen/Breitscheidplatz-10789-Berlin#Geschichte

https://en.wikipedia.org/wiki/Germania_(St._Paul%27s_Church,_Frankfurt_am_Main)

http://www.elmundo.es/internacional/2016/12/19/585835e9e2704eb9338b460a.html

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015). Colabora en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon, La Caja de Pandora y Csijuan.