2016-12-14

James Rhodes: ingeniería social



Los tiempos son perversos y la cosa se va a ir poniendo peor. El satanismo que nos gobierna cada vez está más infiltrado y cada vez está saliendo más a la luz. Todo esta invertido y la gente no se da cuenta de que este orden perverso dice una cosa con las palabras mientras lo más importante lo transmite entre las palabras, con los símbolos. Los símbolos siempre son ambivalentes y los satanistas que nos gobiernan lo saben muy bien porque así es como han construido todo un sistema de dominación tremendamente perverso que hoy lo atraviesa todo.

El programa "Salvados" del aparentemente progre Jordi Évole, pero en realidad otro vendido del sistema, un listillo que sabe venderse bien, entrevistando al pianista James Rhodes y a la gimnasta Gloria Viseras hay que interpretarlo en este sentido.

Aparentemente pretende luchar contra la pedofilia, darle transparencia al tema, pero en la práctica, de una manera muy sibilina y muy perversa que la mayoría no percibe, lo que hace es lo contrario. Por activa o por pasiva, porque la manipulación llega hasta las cúpulas.

https://www.youtube.com/watch?v=IbTmCodpym0

Évole le pregunta a Rhodes si recuerda cómo empezaron las violaciones por parte de su profesor de gimnasia, y el pianista contesta:
"Por supuesto que me acuerdo cómo empezó todo, NO PUEDES OLVIDARTE DE ESE TIPO DE COSAS."
Esto ya huele a cortina de humo para tapar los proyectos de control mental, que se basan precisamente en provocar el olvido mediante el trauma, y que suelen empezar con abuso familiar o escolar. Decenas de miles, quizás cientos de miles, han sido abusados y están controlados mentalmente y no lo saben.

Después nos cuenta:
"TODO EMPEZÓ MUY BIEN, esto es lo difícil de este tipo de cosas, todo empezó... es decir, mírame, no soy muy atlético, no era muy bueno en gimnasia, era muy delgaducho, era pequeño, y este tipo, este profesor de gimnasia, SE DIO CUENTA DE ALGUNA MANERA DE ESO, ME PRESTÓ ATENCIÓN, me sonreía, ME PRESTABA MÁS ATENCIÓN DE LO NORMAL... Cuando tienes un niño que es un poco tímido, y un adulto que es invencible y poderoso te presta atención, TE HACE SENTIR ESPECIAL. ESO ES FANTÁSTICO, YO ESTABA TAN HAMBRIENTO DE ESO.
Y entonces empezó a hacerme regalos, pero regalos super chulos, cerillas, pequeñas navajas, mecheros... cosas que no se les permite tener a los niños."
Con esto están fomentando la pedofilia, pervirtiendo tanto a adultos como a menores. No se hasta qué punto el mismo Rhodes sea consciente de que lo esté haciendo, o los que hacen el programa, pero sin duda al máximo nivel saben muy bien lo que están haciendo.

Están utilizando la tapadera de la música para vendernos otra cosa. De la misma manera que los pederastas o los sodomizadores utilizan vaselina. Y por supuesto dando ideas: cerillas, navajas, mecheros.

Luego nos dice que este es el típico método que utilizan los pederastas, pero lo importante es lo que ha contado antes, que ha dicho lo "fantástico" que es esto.

Están haciendo lo mismo que con la violencia de género. Declaran que luchan contra ella pero en la práctica la fomentan, porque focalizan las miradas de toda la sociedad sobre el tema, de manera que son esos símbolos, esas estructuras sociales, las que acaban canalizando los excedentes libidinosos del cuerpo social.

No es casualidad que pongan el énfasis en el niño delgaducho, pequeño, porque de hecho están generando una sociedad cada vez más represiva, y al mismo tiempo canalizando estos excesos libidinosos hacia los más débiles, los más inocentes, los más puros... Es una mecánica hierogámico-sacrificial en la que son expertos los altos iniciados que nos controlan, porque llevan haciéndolo milenios, y se guardan este saber y esta práctica transgresora e impune para ellos.

Entonces Rhodes cuenta que la primera vez que este profesor le violó fue en un almacén de aparatos deportivos en el gimnasio. Dice que cerró la puerta con llave. Utilizan esto como programación mental de masas. Hemos visto cómo se utilizan este tipo de mecanismos en un video sobre gemelos y control mental.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/12/gemelas-y-programas-de-control-mental.html

La llave es el símbolo que produce el bloqueo, que desencadena el comportamiento abusivo y la pasividad del abusado. Es el vórtice. El "punto de almohadillado", diría Jacques Lacan. Y para los ya controlados mentalmente, es el disparador, el cambio de alter. Opera también como cortina de humo para que la mayoría de la sociedad no identifique a una minoría de controlados duros, y al mismo tiempo, que reconozca que la mayoría son controlados blandos. Opera como símbolo multidimensional, a varios niveles. Los satanistas son expertos en esto, hasta el giro de la llave nos habla de esta inversión. Llaves de Isis y de San Pedro, culto satánico encubierto a Diana. 

Rhodes sigue hablándonos de su experiencia:
"Y FUE UN SHOCK TAL... QUE TODAVÍA NO PUEDO CONTARLO. EL CAMBIO EN REALIDAD FUE TAN INSTANTANTÁNEO Y TAN INMEDIATO. Y creo que nada ha sido lo mismo desde entonces."
Esto vuelve a ser una tapadera de los proyectos institucionales de control mental mediante trauma. Nos está hablando también en clave del cambio de alter. Otra vez es una cortina de humo para que el profano crea que esto es todo y no hay nada más allá. Para que cuando alguno de los que estamos más informados hablemos del tema en serio, tenga algo a lo que agarrarse y considere que el resto es "conspiranoico" o una "noticia falsa". La "verdad" dominante se fabrica así, como tapadera de la verdad oculta.
"TIENES QUE comportarte con normalidad ante el resto, después de que suceda, cuando estás con el resto de la gente. En la siguiente clase de gimnasia, o cuando lo volvía a ver [al profesor de educación física] y había otras personas, TENÍA QUE SONREIR, Y TENÍA QUE DECIR «SÍ, SEÑOR», Y DARLE LA MANO Y ACTUAR COMO SI TODO FUERA NORMAL."
Otra vez, explícitamente dicen que están contra la pederastia, pero de hecho están adoctrinando a los niños y niñas para que "sonrían" y "actúen como si todo fuera normal".Y con ello al resto de la sociedad. Agachar la cabeza, chupar y tragar.

Lo importante es entender que esta perversión intencionada de la sociedad por parte de la élite globalista va unida al control mental. Encubre el control mental duro y al mismo tiempo fomenta, ligado a la progresiva amoralización y perversión de la sociedad, el control mental blando. Y uno y otro se van reforzando por arriba y por abajo.

Después dice que la experiencia te hace sentir mal, te hace sentir cómplice, que sientas que es también tu responsabilidad. En lugar de dejar claro quién es el perpetrador y quién la víctima, juegan con la ambigüedad, hacen que los niños se sientan responsables antes de que naturalmente lo hiciesen, y de esta manera fomentan la perversión moral por ambos lados, del lado del adulto y del niño. Todo esto es demasiado perverso para que sea una casualidad. Es muy posible que este pianista esté controlado mentalmente y no sepa muy bien lo que está haciendo.

Évole le pregunta por qué guardó silencio tanto tiempo y Rhodes dice que lo hizo "PORQUE ESTABA ATERRORIZADO DE LO QUE SUCEDERÍA SI HABLASE". Dice que sería más fácil olvidarlo, NUNCA RECONOCERLO, seguir COMO SI NADA HUBIESE SUCEDIDO. Otra vez están adoctrinando a los niños sobre lo que deben hacer.

Y después, cuando se decide a denunciarlo a la policía, nos dice que fue terrible. Otra vez está desanimando a las víctimas a que denuncien.

Ahora viene el plato fuerte. Para esto es para lo que nos lo han adornado todo con la música. El pianista nos dice:
"LA DISOCIACIÓN ES FANTÁSTICA."
Nos presentan la disociación como algo positivo, como una experiencia paranormal, espiritual, mística, que te permite volar, atravesar las paredes... En lugar de lo que es: una patología inducida por el sistema, por los proyectos de control mental desarrollados en las agencias de inteligencia, en las universidades, en las fundaciones globalistas, en bases secretas. Una forma de producir robots humanos, monstruos con capacidades geniales para ser espías, presidentes, prostitutas de élites, actrices porno, altos empresarios, pero inhumanos. Y estos inhumanos son ya los transhumanos que van a ir arrinconando progresivamente a los humanos.

Luego nos dice: "mi memoria es malísima". Más cortinas de humo para encubrir el control mental institucional. 

En otro momento Rhodes habla de unas "jodidas voces" en su cabeza que no puede apagar. Como en Hollywood, esto forma parte de la agenda de manipulación de las masas mediante geoingeniería, chemtrails, nanopartículas inteligentes, ondas electromagnéticas. De nuevo tratan de normalizar el que personas más sensibles perciban este tipo de acciones que la mayoría no percibimos.

Se trata de la normalización de toda la perversión del sistema: de las patologías nerviosas, de la hiperactividad, de la anorexia, del autolesionamiento, del sentirse vigilado y amenazado. Que parezca que es algo puntual, o la culpa de un pervertido, cuando en realidad es el propio sistema el que está provocando intencionadamente todas estas perversiones, porque así puede vendernos sus remedios.

Después, por supuesto, nos dice que tener una vida normal, casarse, tener hijos... no funcionó. No es casualidad que hayan elegido a un hombre afeminado, metrosexual. Evidentemente todo esto está vinculado con la homosexualización, también intencionada desde las "alturas", de las sociedades. Todo esto confluye en el transhumano amoral producido en laboratorio.

Y para comprender hasta qué punto son perversos y todo esto está tremendamente orquestado, hay que ver el tema de la segunda generación.

Muchos de los que nos gobiernan proceden de familias desestructuradas, puritanos de cara a la galería pero de hecho practicantes de abuso intergeneracional. De estas familias, abundantes en la comunidad de inteligencia, en el ejército, en los altos niveles del gobierno, en Hollywood y la Hollymúsica, se nutren después los programas institucionales de control mental. Y, cómo no, de las grandes iglesias, que son los mayores pervertidores y pervertidos, en los altos niveles.

Rhodes, de familia judía por cierto, pone en el foco lo que sintió cuando su hijo alcanzó la misma edad que el tenía cuando fue violado por primera vez. Otra vez con esto fomentan precisamente que el abuso intergeneracional suceda, precisamente porque en estas familias con antecedentes es más fácil que suceda.

Los perversos que están organizando esto saben cómo plantar en terreno abonado. Y por supuesto no dar la cara y actuar de manera encubierta manipulando al personal. Si de verdad quisiesen evitar la pedofilia no pondrían el foco en este momento. Lo vuelven a hacer con la entrevista a la gimnasta. Esto pone de manifiesto que este programa es parte del fomento y la normalización de la pederastia.

Y por si fuera poco, legitiman el suicidio:
"La gente a menudo no entiende el suicidio. Creen que es irracional, histérico. Pero en realidad, si alguien decide que quiere quitarse la vida, en muchas ocasiones es muy muy racional, una decisión inteligente y con todo el sentido. Es una opción válida."
También es una legitimación de la psiquiatría oficial:
"TENÍA QUE estar en el hospital, TENÍA QUE estar fuertemente medicado."
Y para terminar de confirmar quién está detrás de todo esto, después nos dice que no hay que hablar con la familia, sino con ONGs:
"Si puedes, coge el teléfono, llama a una ONG y empieza a hablar."
En paralelo a James Rhodes, entrevistan también a la gimnasta Gloria Viseras, que también fue violada habitualmente por su entrenador cuando era una niña.

Esta vuelve a hablarnos de la virtudes de la disociación:
"... me ponía la música [en mi cabeza] más alta que sus gemidos, que sus jadeos."
Están utilizando la industria cultural, el cine y la música, como una suerte de sustitución de la vida, como una vida de segundo orden, del orden de la segunda naturaleza. Por eso necesitan degradar la vida real, las relaciones reales, la familia tradicional, la fertilidad natural, porque todo su poder se basa en crearnos necesidades falsas que supuestamente mejoran las reales.

Pero la palabra correcta no es necesidad. En realidad lo que producen es deseo y amenaza sintéticos, que remiten en última instancia a goce y violencia excesivos. Por eso todo el sistema gira en torno a estos vórtices de perversión, de lascivia, de sadismo.

Después Visera, consciente o inconscientemente, vuelve a fomentar la pederastia y la impunidad de los perpetradores:
"Mi objetivo se convirtió en hacer QUE NADIE SUPIERA MI SECRETO... TODA MI VIDA HA SIDO GUARDAR ESE SECRETO. NUNCA LO CONTÉ A NADIE hasta hace cuatro o cinco años. ES MUCHO MÁS FÁCIL HECHAR UNA SONRISA Y DECIR ESTOY BIEN. MUCHO MÁS. SOLO DECÍA... ES QUE ESTOY CANSADA. «¿POR QUÉ LLORAS?» «ES QUE ESTOY CANSADA.»"
Y después más cortinas de humo para esconder el control mental:
"Tengo agujeros de memoria y no me acuerdo de temporadas completas, o de un viaje..."
Y más llaves...

Y más culpabilidad:
"Tu te sientes responsable, culpable y cómplice de lo que estaba pasando. TU TE LO MERECÍAS. YO ME LO MERECÍA, lo que me estaba pasando. Y COMO ERA CULPA MÍA NO SE PODÍA CONTAR."
Saben muy bien que las personas más débiles de entre la audiencia, los que pueden padecer o están padeciendo estos abusos, son particularmente sensibles a estas sentencias puntuales, y no al sentido general de la entrevista. Porque de hecho el programa refuerza la programación dura, al mismo tiempo que la encubre. Y también fomenta la blanda. Perversión por doquier. 

Pedro Bustamante es investigador independiente, arquitecto y artista. Es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015). Colabora en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon, La Caja de Pandora y Csijuan.