2017-01-24

Bimba Bosé y el Pezón Illuminati



Se habla mucho del Ojo Illuminati, pero no tanto del Pezón Illuminati. La muerte de Bimba Bosé es la excusa perfecta para hacerlo. Y así protegerse del bombardeo de propaganda transhumanista encubierta que lo acompañará.

No tenemos que ver ni queremos ver más de toda esta cultura podrida que hoy los medios de adoctrinamiento de masas y la cultura dominante nos vomitan. De estos héroes fabricados parasitando el androginismo milenario. Todo esto apesta al mito del andrógino que los magos negros que nos gobiernan promueven, empezando por el iniciado Platón hasta llegar a las propagandistas del género como Beatriz Preciado.

¿Cuánta química necesita el mito para construirse? ¿Cuánta producción sintética de hormonas?

Hay un paralelismo entre el simbolismo del Ojo Illuminati, que remite al Antiguo Egipto, y el del Pezón Illuminati.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/10/la-simbologia-del-ojo-en-el-antiguo.html

Que a pesar de no ser mentado por los conspiranoicos de medio pelo, haberlo haylo. En ambos casos está implícita la mecánica del sacrificio, o mejor, del autosacrificio, de la intervención violenta de la cultura, de la ciencia, de la medicina, en la naturaleza. El Pezón Illuminati es otra manera de referirse al ritual sacrificial del pezón. Y del pecho.

Pero hay que matizar. Ritual del pecho izquiedo. Para que el Pezón derecho nos mire impasible. Como el Ojo Illuminati. Voilà el paralelismo.



Por eso, no parece una casualidad que a Bimba la fotografíen haciendo el gesto de la Pirámide. Con varias líneas de la composición apuntando al Pezón, esto es, al único pezón, después de la masectomía que le extirpó el pecho izquierdo.

El pecho, pero también el pezón "sacrificado" es, como el ojo sacrificado de Horus, el izquierdo, el lunar, el intuitivo. Y el que se salva es el derecho, el solar, el pezón-cámara de vigilancia.

Es el mismo tema que el de los gemelos Illuminati. Es la rivalidad, es la individalidad, es el valor de cambio, es del 1 + 1 = 2, es todo lo que detestamos de esta civilización de la violencia sublimada.

Todas las líneas conducen al Pezón Illuminati, como todas las miradas lleván a la cumbre de la pirámide masónica, como todos los caminos conducen a Roma, como todos los presidentes estadounidenses juran su cargo mirando al Falo-obelisco.

El Pezón Illuminati no está ahí para amamantar sino para gozar y para producir deseo sintético hollycapitalista. Producción ficticia, como la del dinero fiduciario o la teoría de género. Pero ficciones muy poderosas porque producen realidad.



Quizás por todo esto la héroe andrógina Bimba Bosé tiene un tatuaje en forma de corazón, con un ojo dentro. También en el lado derecho, al lado del Pezón Illuminati. Un corazón que tampoco está ahí para amar o para sentir, sino para producir deseo ficticio hollycapitalista. Y para vendernos de manera encubierta el chip-tatuaje. A esto lo llaman libertad.



Más pirámides y compases y Ojos Illuminati que nos miran y a los que mirarmos.

Lo que no hay que olvidar es que el Ojo Illuminati es hijo de la hierogamia necrofílica de Isis-Inteligencia Artificial con Osiris-humano sacrificado. Inseminada por el Falo del poder-religión.

La cultura hollycapitalista es un inmenso culto necrofílico. Por eso tienen que compensarlo con la pedofilia. Porque todo se basa en una carencia brutal de vitalidad. Todo se basa en la desencarnación. Porque la principal crisis crediticia es la vital. Toda la cultura está atravesada de este culto a la muerte, de esta práctica necrofílica. Y esta deuda solo puede compensarse robando la energía vital, allí donde es más pura, en los niños.

Hay que entender esta conexión de la agenda transhumanista, la necrofilia, la perversión sexual, la homosexualidad, la desfertilización, la pedofilia, el MK Ultra. Todo esto está íntimamente conectado. 

Todo esto no es un problema extraterrestre o anunnaki o reptiliano o de seres de otras dimensiones. Es, antes que nada, una cuestión "humana, demasiado humana".


Jacobo Tintoretto, El origen de la Vía Láctea, 1575, National Gallery, Londres.

Para comprender hasta qué punto todo esto forma parte de nuestra cultura, sobre todo de la más oficial, a la que se rinde culto en los templos académicos, en los museos, solo hay que leer y ver el mito de la Vía Láctea.

Zeus arrebata del pecho de Hera a Hércules y la leche se derrama formando la Vía Láctea. Pero Hera no era su madre. Como Santa Ana no es la madre de la Virgen María. Hércules era hijo de Alcmena y gemelo de Ificles. Alcmena estaba embarazada de gemelos, pero de dos padres, del mortal Anfitrión, y del divino Zeus.

Ser un buen "anfitrión", según los códigos dominantes, es esto: invitar al Señor para que viole a tu mujer. Boda sagrada y boda profana son las dos caras de una misma moneda. Hay que leer a Plauto para entender todo esto.


Peter Paul Rubens, El nacimiento de la Vía Láctea, 1636, Museo del Prado.

Y además el mito de la Vía Láctea es ya un MK Ultra avant la lettre. Gemelo fruto de la violación, criado por una madre sustitutoria, arrebatado del pecho de su madre natural, pero también del pecho de esta segunda madre. Así se fabrican las élites.



Lo que no te contará ningún pedante académico, ningún guía de museo, es que todo esto es pedofilia encubierta.

Si Hércules es arrebatado de los pechos naturales, si la leche de Hera se derrama y forma la Vía Láctea, es porque se sustituye el pecho de la madre por el pene del padre, la leche de la madre por el semen del padre.

Por eso estos mitos les gustan tanto a los pervertidos que nos imponen la cultura oficial. Porque lo que está en el centro es una mécanica de poder. Rabiosamente actual y rabiosamente pervertida.

Curiosamente Tintoretto y Rubens ponen el énfasis en el pecho izquierdo. Como en el ritual del Pezón de Bimba Bosé.

Comienza el ritual.



En la edición de noviembre de 2013 aparecían todavía los dos pezones de Bimba en la portada de la revista Interviú.





Pero algo ya nos anunciaba el ritual.

Junto al pecho izquierdo, el pecho de Horus, un tatuaje marcadamente sacrificial, especialmente en el Antiguo Egipto: el corazón. Recordemos el Juicio de los muertos, la psicostasia, en la que el corazón del difunto se pesaba contra la pluma de Maat. ¿Cuál pesa más, el pezón izquierdo o el derecho? Profundo significado el de la balanza.





Conviene ver el making off del reportaje de Interviú, para confirmar que el pezón izquierdo ocupaba en él un lugar protagonista. Parece que sabían lo que iba a pasar. Que se trataba solo parte de un ritual. Del ritual del Pezón Illuminati.

http://www.interviu.es/videos/videos-making-of/making-of-de-bimba-bose-puro-morbo-en-movimiento



En este mismo vídeo, nos dejaban claro que estabamos ante un culto. Que Bimba era adepta del culto del Falo. Del Falo asesino. Y los cultos necesitan héroes. Heroes que mueran jóvenes. 41: la pirámide.



O el pentagrama. 41, 4+1=5.

La cámara encuadra el pentagrama satánico, justamente cuando todos los ojos se dirijen a la mano que oculta la vulva. Que también está hay para producir deseo hollycapitalista, para cargar la cadena de valor de cambio, para que el dinero falsificado por la mafia bancaria valga lo que dicen que vale.



Pero lo importante es entender que este culto del Falo tiene mucho que ver con todo lo que estamos diciendo. Que el Falo y el Pezón son dos caras de la moneda.

Ya hemos visto cómo el Falo sustituye al pezón, cómo el semén paterno sustituye a la leche materna. Por eso es tan importante que estos héroes de la cultura pervertida que padecemos sean andróginos. Por que en los andróginos se pone particularmente de manifiesto esta ambigüedad, que en última instancia remite a la sustitución del pezón de la madre por el pene del padre. Hay que leer a las MK Ultra para entender todo esto. Brice Taylor. Cathy O'Brien.

Por eso la pervertida Bimba chupa el Falo y se agarra un pecho al mismo tiempo. En concreto el pecho izquierdo, el que va a ser sacrificado.



Más de lo mismo. La regla de oro es la sustitución hierogámico-sacrificial. Esto lo saben los iniciados.

Todo esto es un ritual. Este es el sentido profundo del Pezón Illuminati. Do you understand? Si no lo entiendes entonces serás un fiel inconsciente de esta religión perversa y satánica que hoy lo atraviesa todo.



En su brazo, el tatuaje "Change is the only constant" (El cambio es lo único constante). Siempre la misma mecánica masónica del cambio como mecanismo de dominación global. Solo difieren los objetos de esta dominación. En el capitalismo el "cambio" era el lema del progreso, de la política progresista, que ha sido siempre la más procapitalista. Pero era todavía, sobre todo, un cambio a través de la mercancía. En el hollycapitalismo el "cambio" pasa a ser el de la mercancía humana.

Las sacerdotisas del culto hollycapitalista, como Bimba, tienen como cometido naturalizar este artificio, cargarlo de glamour. Su servicio al templo es pagado con una muerte gloriosa, heroica. Su propaganda de la quimioterapia, del asesinato disfrazado de cura. Doble serpiente del caduceo. Gobierno de las logias.

Por descontado todo lo que estamos diciendo opera como control mental para los programados "duros". Pero en general como perversión, homosexualización, pedofilización, amoralización de los controlados "blandos", esto es, del resto de la sociedad. Así es como se implementa la agenda transhumanista.



Más culto al sacrificio del pecho izquierdo. Hércules victorioso sobre Ificles.

Lo más curioso de todo es que, a pesar de que hasta unos meses después de esta publicación de Interviú no se hizo público el cáncer que padecería en su pecho izquierdo, todo en el reportaje parece ya anunciarlo: el protagonismo que hemos mostrado del pecho izquierdo, el corazón tatuado en él, la sustitución pezón-falo, agarrándose este pecho.



Junto a la imagen de portada, se leía el titular "Los vuelos del cáncer". Pero se trata de hecho de otro tema dentro de la misma edición. ¿O no?

Sospechamos que está hecho con más intencionalidad de lo que parece. Es el rótulo principal, justo al lado de la modelo. La frase más larga del subtítulo apunta también directamente a los pezones. Pezón - cáncer - muerte. Esto es lo que lee y ve el inconsciente. Y nadie mejor que los propagandistas de la prensa rosa para hacerlo. Aunque hoy, a decir verdad, todo es prensa rosa.



La edición de Interviú es de noviembre de 2013, y hasta mayo de 2014 no se dio a conocer la enfermedad y la operación a la opinión pública:
Bimba Bosé: "Tras recibir varias llamadas estos días por parte de algunos medios interesándose por mi estado de salud, me gustaría mandar este comunicado para agradeceros el interés y confirmar que hace pocos meses me detectaron un cáncer de mama en estadio inicial y el pasado Abril [de 2014] me practicaron una mastectomía en el seno izquierdo."
http://www.cosmoenespanol.com/celebs/cosmo-news/14/05/22/bimba-bose-cancer-mama-comunicado-prensa/
http://www.que.es/gente/201405211839-bimba-bose-revela-padece-cancer.html

¿Sabía Interviú que el pecho izquierdo, protagonista indiscutible del reportaje, iba a ser sacrificado?

Sospechamos que todo esto forma parte del ritual del Pezón Illuminati. De la lucha de los gemelos Heracles e Ificles, de la victoria del pezón solar sobre el lunar. De la sustitución del pecho y la leche de la madre por el pene y el semen del padre.

En todo sacrificio hay que mostrar primero a la víctima. Y después sacrificarla.

Tenemos la impresión de que ya sabían que el sacrificio iba a tener lugar y de que jugaron con esto. Todo esto encaja tan bién en la simbología Illuminati que sospechamos que está más pensado de lo que parece. No sabemos por quién, pero sin duda por un iniciado en el culto del Ojo, que es el mismo que el culto del Falo, que es el mismo que el culto del Pezón.

Morir por una causa justa es encomiable. Pero hacerlo para promover la muerte del humano es una estupidez. Así son hoy la mayoría de nuestros héroes. Idiotas útiles. RIP.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015). Colabora en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon, La Caja de Pandora y Csijuan.