2017-01-12

El ¹muelle¹: la orgía deportiva que llega a España



El ¹muelle¹ es la nueva diversión sexual de los jóvenes en España. Los medios de perversión de masas se llevan las manos a la cabeza y dicen: "mira lo que hacen nuestros jóvenes". Pero en realidad lo que hacen es fomentarlo, porque para eso están. Y para generar miedo, paranoidizar, vender condones y tratamientos de fertilidad.

El objetivo número uno de las élites satánicas que nos gobiernan en la sombra es pervertir nuestra moral. Para convertirnos, de aquí a unas pocas generaciones más, en ganado cibernético. Y para eso todo vale: pornografía, homosexualización, transgenerización, pederastia, incesto. En este caso al ¹muelle¹ podemos llamarlo pornografía deportiva.

Pero sobre todo de lo que se trata es de inculcar en las mentes de la masa que el sexo no tiene nada que ver con el amor, con la fertilidad. Así es el hollycapitalismo que hoy padecemos, la religión del sexo libre. Libre de todo. Puro artificio. Solo el gustirrinín que le corre a uno por las venas y por las zonas erógenas es real. El resto es pura ficción. "Preparados, listos, fuck." Todo esto viene sobre todo de las cúpulas del imperio, de sus logias, de la inteligencia, de las revoluciones sexuales, que son antes que nada revoluciones de color orquestadas desde la CIA.

El ¹muelle¹, también llamado la ¹ruleta sexual¹ o el ¹carrusel¹ en Latinoamérica, de donde de hecho nos dicen que proviene, es esto, una rueda sexual. Los varones se tumban en el suelo y las mujeres fornican con ellos en turnos de 30 segundos. El joven que eyacule pierde. Así se se van quedando los más resistentes. Hasta que queda el último, el pene alfa, el que es capaz de satisfacer ilimitadamente a varias mujeres.

Antes el macho alfa tenía que tener diversas cualidades, físicas y psíquicas, un buen ADN para traer al mundo otros machos y hembras alfa. En un futuro próximo el macho alfa se reducirá a un pene alfa, a un pene deportivo. Ni siquiera un falo. Un simple pene deportivo. "Zaca zaca", como decía el protagonista de la "Naranja mecánica".

Lo curioso es que este juego tiene algo de ruleta rusa. El que eyacula queda eliminado. De la misma manera que el que dispara la única bala del cargador. Lo natural se castiga. Il faut être absolument artificiel.

Nos interesa esta vinculación de erotismo y competición. En el límite, eliminación. Antiguamente esto habría sido una hierogamia-sacrificio, una unión sexual sagrada, seguida del sacrificio de uno o más de los participantes. Particularmente de los varones, en las culturas matriarcales. Algo de eso está aquí implícito. El rey saliente concibe al rey entrante, pero al mismo tiempo que lo hace, muere. La reina es el puente que los une. Isis que vincula a Osiris y a Horus. Aquino = A(lfa)-queen-O(mega).

Aquí la lógica está invertida. El que concibe es eliminado (sustitución del sacrificio). Desvinculación de la hierogamia y el sacrificio. El que vence es el que no llega a eyacular, y por lo tanto el que no concibe. Como se puede apreciar hay aquí un profundo individualismo. Me juego lo que sea a que esto no viene de Latinoamérica, como nos dicen, sino de los think tanks globalistas. O si no el juego en sí, el que lo publiquen todos los medios ahora, todos a la vez.

El ¹muelle¹ es, evidentemente, culto al placer individual, más allá de las consecuencias fertilizantes del acto sexual. Y especialmente al placer de la mujer. Ya venimos diciendo que la mujer desempeña un papel papal. Un papal central en la ingeniería social de perversión moral que hoy padecemos. En el ¹muelle¹ la mujer puede disfrutar todo lo que quiera, siempre que le sea fácil hacerlo en medio de tanta deportividad y cronometraje, en medio de tanta gente, en medio de tanto pene bajo la sombra del Falo. Pero aquí es la mujer la que se coloca un Falo invertido. Falo interior. Falo que no se ve pero que es tan nocivo, tan perverso como el Falo que sí se ve.

Pero en general el ¹muelle¹ pone de manifiesto el culto al hedonismo. Ya dijo Walter Benjamin que el capitalismo es una religión de "puro culto". Culto al hedonismo puro, puro culto del hedonismo. Y culto al hedonismo individual. Culto al individuo. Al individuo por encima del grupo. Al bíos por encima de la zoé.

Así es como la religión hollycapitalista sacrifica al humano para concebir al transhumano. La vinculación que estamos proponiendo entre el juego del ¹muelle¹ y los sacrificios y hierogamias es más importante de lo que parece. Evidentemente muchas de las prácticas de la religión hollycapitalista no parecen religiosas. Cualquiera diría que son seculares, profanas. Nosotros decimos que son profanizaciones, que están profanizadas. El mismo acto es ya una profanización, al mismo tiempo que una cierta profanación. Estas actividades, son las que practican los profanos.

Pero lo importante y lo difícil es entender que estos actos profanizados, que en todo caso siguen teniendo algo, aunque sea poco, de sagrado, siguen dependiendo de los sacrificios y las hierogamias que realizan los iniciados, los seres semisagrados y sagrados.

Aquí vemos como, además, aunque al nivel de los bíoi las prácticas aparenten ser profanas, estas siguen teniendo una dimensión más sagrada al nivel de las zoés.

Y es que, como decimos, hoy asistimos a un inmenso ritual sacrificial del ser humano y a una inmensa hierogamia de este con la inteligencia artificial. Con la Diane de Twin Peaks. Todos hablándole al robot. Todos enamorándose de la estrella de Hollywood, de la pornstar de turno. Turno como en el ¹muelle¹. Todos computando todos los datos y grabándolos en el magnetófono. "Diane: Berlín, 11:30. Estoy escribiendo un artículo sobre el ¹muelle¹." Todos buscando el móvil-falo de Diana Quer, en turnos de 30 segundos.

En el ¹muelle¹ el sexo es una competición deportiva. ¡A sus puestos, listos, a fornicar! Ya nos dijo Max Weber que la religiosidad capitalista tenía que ver con esta moral protestante calvinista de la eficacia y del trabajo bien hecho. Lo mismo se puede aplicar al sexo. La pornografía comercial es ya casi una modalidad deportiva. Los mismos cuerpos, las mismas medidas, las mismas posturas regladas, los mismos tiempos, todo en función del espectador medio. ¡El que eyacule antes de que se acabe la película, pierde! El ¹muelle¹ es pornográfico y deportivo, pornográfico-deportivo.

Entre pornografía y deporte hay mucha más relación de la que se suele creer. Otra vez la pederastia es mucho más estructural en el deporte de alta competición de lo que nos dice. Los medios están hay para mentir con verdades de baja alcurnia. Para encubrir la Verdad. Sodomía y/o violación + doping + eficacia = control mental. Todo lo que estamos oyendo hoy de escándalos de pederastía en el deporte está ahí, insistimos, como cortina de humo para que no se entienda la estructuralidad del Falo.

El deporte televisado no está ahí para entretener. Está ahí para amoralizar. Para desfertilizar. Para embrutecer. Por eso ponen a los deportistas con gestos monstruosos. Por eso las deportistas son musculosas y, naturalmente, no están embarazadas. Por eso las mujeres se parecen a hombres. Todo está mucho más pensado y todo es mucho más intencionado de lo que parece. 11. La neutralidad de las reglas, de los árbitros, encubre todo esto. El deporte de masas está ahí para igualar al hombre y a la mujer. Está ahí para que creamos en el mito del individuo, en el mito del éxito, en el mito del esfuerzo. Inmenso sacrificio del humano. Está ahí para destruir las culturas tradicionales, para destruir las verdaderas diferencias que no se pueden medir con un metro o un cronómetro. Está ahí para hacer propaganda de guerra contra naciones enemigas.Véase Rusia today.

Pero lo más interesante de todo es que, además, el deporte y el sexo puro y duro tienen mucho en común. Ambos tienen estos mismos efectos embrutecedores, individualizantes, en cierta manera hedodonistas, pero también masoquistas.

Volviendo al ¹muelle¹, los medios de perversión de masas repiten una y otra vez los mismos lugares comunes. Lo que tenemos hoy es, bajo la apariencia de la libertad de prensa y la variedad de los medios, un mismo aparato de propaganda de una misma dictadura hollycapitalista. Aparato de manipulación de masas, de adoctrinamiento, pero por encima de todo, de amoralización de las sociedades. Porque para que el valor de cambio reine hay que derrocar el resto de valores. Y porque cuanto más se socaven las sociedades tradicionales más serán capturadas por las redes del sistema. El valor de cambio triunfante coronando al Falo.

El individualismo es la gran trampa en la que ha caído la masa de la modernidad. Es, en sí mismo, una religión fundamentalista, tremendamente ciega con respecto a lo que es verdaderamente una vida, una convivencia humanas. Y una de las claves para comprender el individualismo, en el que estamos tan metidos que ni siquiera lo percibimos, está en esta desvinculación de erotismo, sexualidad y fertilidad. El amor tiene que ver con esta vinculación. Es el sacrificio de la zoé, que equivale al sacrificio del humano.

Todo esto es lo que el ¹muelle¹ viene a reforzar, a seguir desvinculando. Enésima embestida del sistema a la zoé, al humano.

Los medios alertan contra los peligros, contra las enfermedades de transmisión sexual, contra el vaginismo, contra los desgarros, etc. Pero ninguno se para a hablar con un mínimo de profundidad. Dictadura de la superficialidad. Ninguno nos dice lo que esto significa, lo que esto implica. Ninguno nos habla de este inmenso sacrificio del ser humano que hoy sufrimos.

"Padre, perdónanos, porque no sabemos lo que hacemos."

Más información en:

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2012/11/gymnastic-kama-sutra-2.html

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015). Colabora en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon, La Caja de Pandora y Csijuan.