2017-02-07

Donald Trump y la mecánica satánica del poder-religión


En varios artículos y vídeos recientes hemos tratado de mostrar el trasfondo satanista de los rituales de investidura de los presidentes estadounidenses. Se trata de algo genérico. No es que tal o cual presidente sea satanista sino que la mecánica es satanista. Satán no es un ser concreto sino una mecánica que rezuma por todos los poros del poder-religión que se dice judeocristiano. Doble moral como la dos Biblias sobre las que juran los presidentes estadounidenses.

También hemos visto que el decreto de Trump de negar el acceso al país a ciudadanos de 7 países de mayoría musulmana parecía formar parte de un ritual satánico de mayor alcance, vinculado a la mártir Santa Inés y al "Gran Clímax", que se extendía desde el día 20, fecha de la investidura, hasta el día 27, en que se firmó este decreto, y el 29, fecha de los "Conjuros" de la virgen cristiana martirizada por los paganos.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/01/b-o-n-n-e-p-p-e-t-i-tb-i-s-s-o-n-e-t-t-e.html

https://survivorship.org/2017-dates/

A todo lo que dijimos entonces hay que sumar que ese mismo día 27, y en el mismo acto en que Trump firmaba el decreto antimigratorio, juraba su cargo como Secretario de Defensa James N. Mattis.



Lo que hay que destacar es que el escenario elegido fue el Hall of Heroes (Sala de los Héroes) del Pentágono, el lugar en el que se entregan las Medallas de Honor, los galardones más prestigiosos de las Fuerzas Armadas estadounidense. Las Medallas de Honor del Ejército, la Marina (también el Cuerpo de Marines y la Guardia Costera) y la Fuerza Aérea.





Y de hecho los que organizaron el acto se preocuparon de que estas Medallas de Honor estuviesen muy presentes en esta ceremonia. En un acto lleno de simbolismo, porque en esta sala se suelen otorgar estos, que son los más altos galardores al "Valor" —también en inglés—, porque en ella están escritos los nombres de todos los galardonados, porque el acto reunía a los más altos cargos del Pentágono.

https://www.youtube.com/watch?v=oB34dZualrM

Todo apunta a que uno de los trabajos sucios que los Illuminati le han encargado al tramposo Tr[a]mp es volver a hacer un uso contundente del imperialismo militar estadounidense, disfrazado de patriotismo estadounidense. Las élites que gobiernan en la sombra cambian de estrategia pero no dejan de ser élites que gobiernan de un día para otro. Dan bandazos. Porque manejan los dos platillos de la balanza. Esto tan obvio lo están comprendiendo pocos analistas hoy.



Lo que nos interesa ahora es destacar que el diseño de las tres Medallas, al margen de los detalles de cada una, consiste en un pentagrama invertido, al interior del cual se muestra una virgen pagana: Atenea-Minerva en el caso de las del Ejército (izquierda) y la Armada (centro), y la Estatua de la Libertad-Semíramis en el caso de la de la Fuerza Aérea (derecha).



Ya hemos visto que el pentagrama invertido es un símbolo muy usado en el satanismo:
"En su forma más pura, el pentagrama tiene en su interior la figura de un hombre, coincidiendo con las cinco puntas de la estrella, tres puntas hacia arriba, dos hacia abajo, simbolizando la naturaleza espiritual del hombre. En el satanismo, también se utiliza el pentagrama, pero como el satanismo representa los instintos carnales del hombre, o lo opuesto a la naturaleza espiritual, el pentagrama se halla invertido, para que se acomode perfectamente a la cabeza del Chivo. Sus cuernos, que representan dualidad, vueltos hacia arriba en desafío; las otras tres puntas hacia abajo, o la trinidad negada." Anton Szandor LaVey, La Biblia Satánica.
La Biblia cristiana hace también referencia a la "estrella" o pentagrama satánico:
"¿Me ofrecisteis sacrificios y ofrendas en el desierto en cuarenta años, oh casa de Israel? Antes bien, llevabais el tabernáculo de vuestro Moloc y Quiún, ídolos vuestros, la estrella de vuestros dioses que os hicisteis" (Amós: 5.25-26).

"¿Acaso me ofrecisteis víctimas y sacrificios en el desierto por cuarenta años, casa de Israel? Antes bien llevasteis el tabernáculo de Moloc, y la estrella de vuestro dios Renfán, figuras que os hicisteis para adorarlas" (Hechos: 7.42-43).

Babetta Lanzilli, estilización de un sacrificio ritual, Penthouse, septiembre de 1974.

Pues bien, los dos elementos que hemos visto —el pentagrama invertido satánico y la virgen pagana en su interior— aparecen en las Medallas de Honor del Ejército estadounidense. Y además, insistimos en que el acto tuvo lugar el día 27 de enero, que según el calendario satánico cierra los 7 días de celebración del "Gran Clímax", que comienza en la Víspera de Santa Inés, el día 20, en el que juraron su cargo el Presidente y el Vicepresidente. Y que se completa el día 29 con el ritual de los "Conjuros de Santa Inés".

Todo esto nos hace pensar que los cargos de Presidente, Vicepresidente y Secretario de Defensa fueron, de alguna manera, jurados solo nominalmente ante Dios o la Biblia cristiana. Sospechamos que todas estas coincidencias en las fechas y el resto de elementos simbólicos que rodearon estas ceremonias suponen que los cargos fueron jurados en realidad ante Satanás.

Hablamos siempre de mecánicas que trascienden a los personajes concretos que las encarnan. Lo que estamos tratando de hacer es identificar la manera cómo está mecánica se expresa, como puntas de un iceberg que es mucho más profundo y tiene un alcance mucho mayor de lo que la mayoría comprende. Seguramente sea Fritz Springmeier el investigador que más se ha acercado a comprender este iceberg oculto. Y lo interesante es que lo ha hecho armado de valores cristianos.

El Hall of Heroes es usado sobre todo para ceremonias de entrega de galardones. Es un espacio cargado de simbolismo sacrificial, porque en él, como dice su nombre, se rinde honor a los héroes de la nación que se han distinguido en la lucha.

Evidentemente todo esto es parte de la retórica manipuladora de las élites globalistas para que los pueblos se sacrifiquen de manera sumisa y estúpida a un plan diabólico de dominación que no respeta naciones, valores ni morales. Ya hemos visto cómo la medalla al "courage" ('valor') es antes que nada un dispositivo de control mental.



La Sala de Héroes fue inaugurada en su estado actual el 14 de mayo (55) de 1968 por el Presidente Lyndon B. Johnson —el Hijo de Juan—. Comenzó su discurso a las 11:33 minutos. Además, en él el Presidente dijo que había otorgado la Medalla de Honor a luchadores estadounidenses en 33 ocasiones. Mensaje a iniciados.

http://www.presidency.ucsb.edu/ws/?pid=28856



El Presidente Richard Nixon visitó también brevemente el Hall of Heroes en 1969.

https://www.youtube.com/watch?v=ho4caiD-FrM

https://en.wikipedia.org/wiki/The_Pentagon#Hall_of_Heroes

Otros presidentes han entregado Medallas de Honor, pero no siempre en la Sala de Héroes. Y en todo caso, hasta donde hemos podido saber, la carga simbólica no fue tan acusada como la que ha tenido esta vez con la visita de Donald Trump, Mike Pence y James Mattis.

http://www.stripes.com/news/us/tibor-rubin-holocaust-survivor-and-korean-war-medal-of-honor-recipient-dies-at-86-1.382721

http://www.stripes.com/scratch/stripes2/news/special-reports/heroes-2016/i-put-my-hands-on-the-man-who-killed-four-1.428611


Medalla de Honor otorgada en 1862 al segundo contramaestre Thomas Gehegan al servicio del USS Pinola en la Batalla de Nueva Orleans. Fotografía del U.S. Naval History and Heritage Command.

https://www.ibiblio.org/hyperwar/OnlineLibrary/photos/awd/us-indiv/moh-3.htm

La historia de estas Medallas de Honor se remonta, al menos, a 1780. Pero en su forma de pentagrama invertido no las encontramos hasta 1861, en que el entonces Presidente Abraham Lincoln, un 21 de diciembre, instituyó por ley la primera de ellas, la de la Marina. La fecha vuelve a sugerir una conspiración masónica: 1221 —en el orden común en EEUU— nos recuerda a las Dos Columnas, Jaquín y Boaz, y a las hélices que las adornan, o las dos serpientes del caduceo hermético.

https://en.wikipedia.org/wiki/Medal_of_Honor

Según Fritz Springmeier Abraham Lincoln pertenecía de manera oculta al linaje satanista Rothschilds, a través de los Springs. Era la cabeza secreta de los rosacruces y miembro de la Orden del Lirio y del Consejo Superior de los 3. Su esposa, Mary Ann Todd practicaba el ocultismo. La familia Todd estaría también vinculada al satanismo, según este investigador.

Según otros investigadores Lincoln se había iniciado en el ocultismo y la magia sexual a través de Paschal Beverly Randolph (1825-1875), que a su vez había aprendido de Eliphas Lévi. A través de Randolph Lincoln habría accedido a la Fraternidad de la Rosacruz (Fraternitas Rosae Crucis, Fraternity of the Rosy Cross). Estarían también vinculados a la satanista María (Condesa de) de Naglowska (1883-1936), a la Fraternidad de Eulis y a la Fraternidad Hermética de Luxor.

Springmeier, Linajes de los Illuminati, caps. 3, 10 y 11.

David Icke, ... Y la verdad os hará libres, p. 301.

http://tendenciaobservatorio.blogspot.de/2015/04/el-lado-oscuro-de-abraham-lincoln.html

En suma, Lincoln habría sido un satanista.

Todo parece apuntar a que el simbolismo satánico de las Medallas de Honor habría sido introducido por Abraham Lincoln, como cabeza visible de una corriente satanista oculta que gobernaba en la sombra entonces, y que sigue estando en la cúspide del poder-religión hoy.

La mecánica del poder-religión es siempre una mecánica hierogámico-sacrificial. Cuanto más se concentra el poder-religión, cuanto más ascendemos en el pirámide, más se intensifica la instrumentalización del goce y de la violencia transgresora. Que a su vez, en ámbitos más consolidados, más tradicionalistas, más ocultos, adquiere una forma ritual. Y uno de estos ámbitos es el Ejército.



Todo esto adquiere especial relevancia si tenemos en cuenta el papel que desempeñó Abraham Lincoln en la investidura del actual Presidente. Donald Trump visitó el Lincoln Memorial, junto a su mujer Melania, antes de jurar el cargo. Esta es la mecánica satanista implícita. Todo un pueblo rindiéndole honores a un Lincoln satanista, a un pervertido, victimizado además con su propio sacrificio. No es una casualidad que se llamase como el otro gran pervertido y satanista de Occidente, dispuesto hasta a sacrificar a su hijo para ascender en la pirámida del poder.



La familia Trump participó también en un concierto, en el mismo Monumento a Lincoln, la noche anterior. Como se puede observar en esta imagen, formaron parte de una puesta en escena en la que ocupaban la cúpide de una pirámide truncada. Esta es otra vez la mecánica masónica. Todo es un gran escenario. El poder-religión es antes que nada algo que se escenifica. Y esta escenificación es crucial, porque forma parte de un ritual, de una mecánica más poderosa que la de los personajes concretos que le dan forma.

Sobre la cúspide de la pirámide truncada, la escenografía nos daba a entender que el linaje Trump forma parte de los Illuminati. De hecho, las vinculaciones que estamos mostrando, nos llevan a pensar que la familia Trump, como era el caso de Abraham Lincoln, pertenecen al linaje Rothschild de manera encubierta. Las gorras rojas de los miembros del Ejército que aparecen en primer plano quizás sean un guiño en este sentido. Pero quizás sean de otro linaje, o de varios de ellos al mismo tiempo, que están en todo caso muy cruzados. Trump es un insider sí o sí. Lo único que ha cambiado es la fase, la estrategia. Pero las élites criminales satanistas que están al mando siguen siendo en esencia las mismas que las de las últimas décadas.

http://time.com/4640346/donald-trump-lincoln-memorial/





http://www.nationalreview.com/article/428287/five-ways-donald-trump-can-become-time-person-year-stephen-l-miller

Quizá algo de esto sea lo que subyace en el inconsciente colectivo de editores y comentaristas alternativos, que fusionan las figuras de Lincoln y Trump. Que juegan con la ambigüedad de ambos, como insiders que aparentan ser outsiders.

Es verdad que Lincoln, como Kennedy, se enfrentó a los Illuminati, de los que formaban parte, y pagaron por ello. Pero es que en la mecánica hierogámico-sacrificial una cosa no quita la otra. Arriba solo llegan insiders, en general vinculados por líneas de sangre —rituales hierogámicos—. Pero llegar arriba implica al mismo tiempo ser una víctima sacrificial en potencia.

El rey obtiene su poder porque es una víctima sacrificial diferida. El reinado es el período preparatorio de un regicidio, que eventualmente podrá ser redimido y sustituido por otra víctima. Lo mismo con las estrellas de Hollywood y la Hollymúsica. Hasta que no se comprende esto no se comprende nada.

Tampoco es una casualidad que Abraham sea el modelo de la obediencia ciega a las tramas del poder, que pasa incluso por el sacrificio de su propio hijo Isaac. A pesar de que en el último momento este sacrificio fuese redimido y sustituido por un carnero. Abraham es el modelo del iniciado, del masón, del satanista, del que ha vendido su alma a Satanás. Que sea una figura importante en la Biblia, pero de hecho en las tres grandes religiones de masas occidentales nos dice mucho del trasfondo satanista de estas y del lavado de cerebro mayúsculo que las castas en el poder-religión vienen realizando desde hace milenios

Por cierto que Lincoln y Kennedy fueron los Juanes-corderos sacrificados, a los que les siguieron, como apunta David Icke, dos "Hijos de Juan": Andrew "Johnson" y Lyndon "Johnson".



Otro gesto muy significativo es que Donald Trump juró su cargo con 2 Biblias. Una de ellas era la misma Biblia con la que juró el cargo, precisamente, Abraham Lincoln, y precisamente en 1861, el año en el que este, como hemos visto, introdujo el pentagrama satánico en las Medallas de Honor. Parecen demasiadas casualidades.

La otra Biblia fue un regalo de su madre en 1955. La madre y la amante (Amatrice), la virgen cristiana y la virgen pagana. Justamente el día de la Víspera de Santa Inés. Esta es la mecánica satánica de la que hablamos. Una de ellas roja, para más señas.

Pero lo cierto es que no es la primera vez que un presidente de EEUU jura su cargo sobre dos Biblias. Barack Obama también lo hizo, y también con la Biblia de Lincoln.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38672574

http://lasillarota.com/por-que-donald-trump-juro-su-cargo-sobre-dos-biblias#.WJhtiPKo3eQ

Solo queda saber dónde realizaron el ritual satánico paralelo esta vez. Pero esta es la parte oculta del iceberg que será difícil de conocer.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015). Colabora en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon, La Caja de Pandora y Csijuan.