2017-05-03

"Metrópolis": capitalismo, satanismo y programación mental (1/2)

"Un retrato expresionista de una utopia negativa en la que los humanos son controlados por las máquinas... la base para muchas técnicas rituales electrónicas/audiovisuales empleadas por la Iglesia de Satán, y desarrolladas posteriormente por el Templo de Set."
Este es el comentario del libro "Metrópolis" (1926) de Thea von Harbou, con el que el Templo de Set recomienda/obliga su lectura a sus adeptos. Nos lo dicen Fritz Springmeier y Cisco Wheeler en "The Illuminati Formula Used to Create an Undetectable Total Mind Control Slave" (p. 323). En este libro se basa el guión de la película homónima, de 1927, escrito por la misma Von Harbou y su marido y director del filme, Fritz Lang. La cita es suficientemente expresiva de las vinculaciones entre satanismo, transhumanismo y programas de control mental mediante trauma, que son la clave para comprender en profundidad este clásico de la historia del cine, y de las que vamos a ocuparnos en este artículo.

El capitalista y el científico son los cocreadores de la mujer-máquina. Pero también los participantes en el ritual satánico que está en la base de esta creación. La objetualización del ser humano, que es en lo que consiste el capitalismo, es en última instancia una forma de satanismo. El gran capitalista y el gran científico son parte de una misma logia masona-satánica, que se remonta a las religiones de misterios, a los alquimistas, a los cabalistas que experimentaban con el golem, etc. Lo que esta película nos permite comprender es la estrecha vinculación entre capitalismo y ciencia y tecnología. Todo ello articulado por el ritual satánico, como la palanca fundamental que permite dominar a las sociedades. Como veremos, en el marco de los programas de control mental mediante trauma.

Fritz Lang comprendió muy bien la vinculación entre el satanismo y la programación de control mental moderna, mediante métodos científicos y tecnológicos, que se estaban empezando a utilizar y se consolidaría en el nazismo y su continuación en el imperio occidental de posguerra. Esta es una imagen clave en el filme. El androide no puede ser creado más que a partir del sacrificio del humano. Y en todo esto juega un papel central la mujer, como articuladora fundamental del elemento erótico-fértil que da continuidad a la vida. La ciencia, la tecnología, el capitalismo, y aún más el transhumanismo en el que desembocan, no dejan operar en el marco de una mecánica hierogámico-sacrificial, en la que el sistema se alimenta del sacrificio y de la hierogamia, de la muerte ritual de inocentes y de la hierogamia en la que la unión natural es sustituida por otras formas de unión más artificiales.

Audio: http://www.ivoox.com/metropolis-capitalismo-satanismo-programacion-mental-1-2-audios-mp3_rf_18471343_1.html

Más información:

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/04/metropolis-13-el-capitalismo-como-culto.html

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/04/metropolis-23-el-transhumanismo-es-la.html

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/04/metropolis-33-la-programacion-de.html

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).