2018-01-15

De San Pedro al San Petro venezolano



"Tú eres Petro, y sobre esta criptomoneda construiré mi condena de bloques."

El pasado mes de diciembre Nicolás Maduro anunció la creación de la criptomoneda Petro. Lo hizo el domingo 03.12.2017, lo que nos parece una alusión al 33 de la masonería. Pero también, si sumamos el año, al 33.1, con importantes connotaciones cabalísticas (IXIXI). El propio presidente venezolano se refirió a la criptomoneda como el "San Petro" en una evidente alusión al Vaticano.

https://www.youtube.com/watch?v=lZXC8EgT6HM



Para terminarlo de rematar, el 3 de diciembre es la festividad de San Fransisco Javier, un misionero jesuita muy importante, contemporáneo de Ignacio de Loyola. Falleció ese día de 1552 en la Isla de Shangchuan, que deriva su nombre del portugués São João. Esto es, San Juan, otra referencia central para las élites masónico-apocalípticas que padecemos. Francisco Javier se destacó por sus misiones en todo el mundo, pero especialmente en Asia. Y además Venezuela es el país natal del actual Papa Negro, Arturo Sosa Abascal (SS - AAA - AAAAA).

https://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Javier

En el mismo acto Maduro dijo que creaba el Observatorio Blockchain. Para que quedara claro que es un antisistema. ;)

Es posible que este acto de Maduro tenga mucha más trascendencia de lo que parece en un principio. Que estos pequeños detalles nos estén hablando de cómo San Pedro, y los jesuitas que lo controlan. Además, era un domingo, el día del Sol-Horus. Para mayor gloria de Dios.

La noticia no ha tenido una enorme repercusión en los grandes medios de desinformación occidentales. Justo de lo que se trataba. Que se sepa, pero que no se profundice en el tema. Porque, para la mayoría, el blockchain no parece una "condena de bloques".

http://www.elmundo.es/internacional/2017/12/03/5a24553922601d8a298b461b.html

https://elpais.com/internacional/2017/12/03/actualidad/1512331353_635513.html



El momento no podía ser más oportuno, después de que la inflación venezolana alcanzara el entorno del 2.600% el último año 2017.

Es importante señalar que el Petro estará respaldado por petróleo, gas, oro y diamantes. Pero sobre todo, petróleo, dadas las inmensas reservas que tiene el país caribeño. Así es que, ni dinero fiduciario ni oro: petrocriptodivisas.

¿Qué significa todo esto? Para nosotros es solo el principio de un proceso progresivo que vamos a ver en los próximos años y décadas.

Hay que poner en cuestión radicalmente cómo los "expertos" en estos temas explican los distintos modelos monetarios, sus ventajas e inconvenientes. Hay que comprender todos estos modelos de manera integral, complementaria, funcionando al mismo tiempo, en el marco de un proceso de desestructuración y reestructuración global. Que es al mismo tiempo la Tercera Guerra Mundial ya en curso.




La condena... perdón... la cadena de bloques

Las criptomonedas y la tecnología blockchain son, sin duda, el futuro. El futuro negro que nos espera. No van a ser mejores que el modelo actual, sino lo contrario. Van a suponer la mayor esclavización que la humanidad ha conocido nunca. No solo las criptomonedas, sino sobre todo el sistema de control total y global de la realidad, a través de la información digital, que supone el blockchain. Su nombre ya lo dice todo: CADENA de bloques. O si se prefiere, CONDENA de bloques.

Pero vayamos por pasos. La clave de todo es cómo el sistema blockchain se va a ir imponiendo progresivamente, en paralelo a la desmantelación progresiva del sistema actual.

A nivel global, nos están vendiendo el criptosistema como la panacea universal. Por el momento, los supuestos informadores alternativos. Que no son más que el pensamiento dominante con algunos años de adelanto respecto a la masa.

Esto es parte del guion. Es una estrategia de recuperación política o de disidencia controlada. Por el momento, a las élites les interesa que el criptosistema tenga la apariencia de ser anti elitista, horizontal, consensual, descentralizado. Pero todo esto es solo la apariencia. La condena de bloques va a ser el sistema de esclavitud más férreo que ha padecido nunca la humanidad.

La clave es cómo el sistema blockchain va a ir armándose a nivel global, al tiempo que los sistemas centralizados antiguos van colapsando. Centralizados relativamente, porque las monedas fiduciarias están centralizadas solo en uno de los polos, el de la emisión monetaria, pero no en el de la deuda que imponen en toda la economía.

No va a haber un gran reseteo mesiánico, como dicen muchos. Todo lo del reseteo es desinformación. En todo caso, va a haber numerosos reseteos a nivel global, pero esto también es relativo. Va a haber transferencias progresivas y graduales de riqueza de los sistemas antiguos a los sistemas nuevos, que a su vez va a irse estructurando de manera aparentemente independiente unos de otros.

Lo que va a haber es una demolición controlada de los sistemas monetarios actuales, pero progresiva, escalonada, controlada. Una demolición controlada, como la de las Torres Gemelas, que va a sacrificar también a sus ocupantes... Demolición progresiva y controlada del sistema actual, y en paralelo, transición al sistema blockchain global. De esta manera, el sistema cripto se va a ir cargando de valor y lo va a ir perdiendo el sistema fiat.

Venezuela va a ser uno de los primeros ejemplos de este proceso global. Un país en crisis, con un bloqueo económico, con una inflación galopante, con fuga de divisas. Precisamente porque parece antisistema, antiglobalización, Venezuela es el mejor lugar para empezar con este sistema global. Paradojas de la vida.

En general, en una situación como la que atraviesa Venezuela, la riqueza del país no varía. La crisis ofrece la excusa ideal para el nuevo sistema, para que no se produzcan fugas a otras divisas internacionales, esto es, al sistema fiduciario actual. Aunque esto siempre es relativo, porque el oro sigue en la economía. El dinero fiat sigue siendo dinero metálico al que se añade un mayor grado de fluctuación fiduciaria.

Bajo la apariencia de una moneda nacional, el Petro será ya una criptomoneda global. Quizás, no lo sea directamente o automáticamente, pero sí lo será a la larga, porque la propia tecnología lo implica.

https://www.youtube.com/watch?v=jFNXpbfQjiQ

Lo que es importante comprender es que las criptomonedas son solo la punta del iceberg del sistema de cadena de bloques. De la misma manera que los metales preciosos son solo la punta del iceberg de las economías dominadas por mercancías materiales. De la misma manera que el dinero fiduciario es solo la punta del iceberg de las economías basadas en mercancías inmateriales.


Cadenas de San Pedro en la Iglesia de San Pietro in Vincoli de Roma.

Y además, lo que es clave en este caso es el respaldo con materias primas, que son muy importantes en Venezuela. Sobre todo, el petróleo. En otras palabras, lo que el Petro enmascara es lo que estamos diciendo: cómo se va a provocar el colapso del sistema actual, pero de manera controlada, en áreas localizadas del globo, al tiempo que esa riqueza real, en este caso el petróleo venezolano, se engancha, se transfiere, alimenta, o como se lo quiera llamar, el nuevo criptosistema global. Es como la deuda por territorio. Pero en este caso se hace de manera más cool, porque parece que la cadena de bloques no es la condena de bloques y el San Petro no tiene nada que ver con San Pedro. San Pietro in Vincoli, 'San Pedro encadenado'

Insistimos en que esto va a ser un proceso muy largo. Y de hecho, todo apunta a que los últimos en sumarse al sistema van a ser los grandes países.

De la misma manera que el criptosistema se está vendiendo como algo horizontal, anti elistista, descentralizado, basado en el consenso, lo vamos a ir viendo vinculado a regímenes de izquierda, con mala prensa a nivel global, como Venezuela. De esta manera, las élites mantendrán a las grandes masas alejadas del sistema cripto. La gente seguirá "confiando" en el sistema "fiduciario" y su uso se podrá alargar algunos años o décadas más.

Pero el Petro forma parte ya de la agenda de la élite. Por eso lo han llamado "San Petro". Solo que lo venden como una opción desesperada del "antisistema" Maduro. Que por supuesto no lo es. Es un insider haciendo un papel, como todos los que alcanzan posiciones de poder.

No se trata de analizar, como hacen los "expertos", si son mejores las criptodivisas respaldadas por algo material o las que no tienen respaldo. En realidad las criptodivisas están respaldadas por el mismo sistema blockchain, que a su vez va a generar confianza porque va a controlar toda la economía material.

En la práctica, vamos a tener los dos sistemas, el blockchain con y sin respaldo. La cuestión no es elegir el mejor sistema. Porque los sistemas no se eligen. Se imponen.

El San Petro nos ofrece ya un ejemplo de todo esto. Va a ser respaldado por metales o recursos naturales o territorio, en países periféricos como Venezuela. Porque de esta manera la riqueza real que suponen estos recursos se transfiere, de una manera u otra, más o menos directamente, al sistema blockchain. ¿Se entiende la jugada? Por el contrario, a la larga, a medida que las grandes divisas como el dólar y el euro desaparezcan, se sustituirán por criptomonedas sin respaldo. Pero que estarán de hecho respaldadas por el sistema en su conjunto.

Y así, criptodivisas con y sin respaldo van a trabajar juntas. Y así, las criptodivisas van a funcionar junto a las divisas actuales. Así se van a imponer por las élites, pero con la apariencia de la opción democrática, horizontal, descentralizada, consensual, y todo el resto de máscaras.

Los que solo ven ventajas en las nuevas criptotecnologías nos dicen que el sistema será mejor que el fiduciario actual, "centralizado", porque no tendrán inflación, porque no se podrá crear dinero de cero, como sucede ahora. Pero no hablan del control total y global que el sistema blockchain va a suponer. Las criptomonedas son lo de menos. Lo que es clave aquí es la estandarización del sistema a nivel global y las posibilidades de control total de las sociedades y las economías que van a implicar.

Lo que no están diciendo los apologistas de la condena de bloques es que estas tecnologías aparecen en el marco de una crisis muy importante a nivel global. Que está aquí para quedarse. Porque es parte de la agenda. No es una casualidad que la farsa de la aparición del Bitcoin, con el personaje inventado Satoshi Nakamoto, ocurra en el 2009, justo después de la crisis del 2007-2008, provocada, por supuesto, en el momento en que tocaba para implementar la agenda.

Nakamoto recuerda un poco a otro personaje inventado, Christian Rosenkreuz, que está detrás de todo el sistema científico-capitalista moderno, frente que oculta la masonería, y a su vez la magia negra cabalística y alquímica que gobierna el sistema.

El sistema blockchain hay que entenderlo en el marco de todo este proceso de transición entre sistemas, de integración global, de decrecimiento y despoblación, vendidos como sostenibilidad.

Lo que van a hacer las criptodivisas es dominar con un sistema inverso al fiduciario. El sistema fiduciario consistía en crear dinero-deuda, esto es, valor negativo, que succionaba, por así decirlo, toda la economía real, por un simple sistema de vasos comunicantes. Si yo creo dinero ficticio, pero real, y lo conecto a todo el sistema, automáticamente este absorbe la riqueza real del sistema y se carga de valor real.

Ahora no van a necesitar crear dinero porque el sistema va a estar más atado que nunca a nivel global, y porque la capacidad de control de la realidad material a través del sistema de información va a ser brutal. El gnosticismo al poder. El gobierno de la luz y de los iluminados.

No voy a necesitar crear dinero fiduciario, porque el nuevo sistema se va a alimentar de las distintas crisis locales que van a ir desmantelando el sistema actual.

Esta transición entre sistemas hay que entenderla en el marco de la Tercera Guerra Mundial de cuarta y quinta generación que padecemos. La diferencia con las guerras anteriores, es que no va a ser necesario destruir países y matar a las poblaciones para conquistarlos. Matarlos directamente, nos referimos, con armas letales. Ahora se utilizan armas no letales, entre comillas, como guerras climáticas, virus de laboratorio, teorías de género.

Ahora, todo lo que se necesita es provocar crisis, del tipo más eficaz en cada contexto, que permitan desestructurar y reestructurar las diversas zonas. E ir haciéndolo por etapas, en distintas zonas y en distintos momentos, para que el sistema global siga siendo estable.

Aquí es donde el sistema blockchain entra en escena. Como es global, es estable, y como está solapado al sistema actual, allí donde este sufre una crisis, sirve de estructura de transferencia, al tiempo que sostiene los colapsos locales. Por eso tiene que ser descentralizado, para que no le afecten estas crisis locales y regionales. Es un sistema que puede convivir con la Tercera Guerra Mundial no declarada que vamos a ir viendo escalarse progresivamente en los próximos años. Y de esta manera, con dos sistemas que se solapan, la riqueza real de las áreas en crisis se transfiere al nuevo sistema global.

De esta manera, las monedas fiduciarias irán devaluándose, y las sociedades irán pasándose a las criptomonedas. Progresivamente. Sin reseteos mesiánicos. O en todo caso los reseteos se evitarán lo más posible y las diversas transiciones entre un sistema y otro se irán escalonando. Disfrazadas y enmascaradas por toda una serie de eventos a cual más "sorpresivo", "catastrófico", "inesperado"... pero todo ello parte de la agenda.

La culpa de todo se la irán encasquetando a estas crisis locales, a catástrofes "naturales", a pandemias regionales, a revoluciones de color, a guerras civiles, a la locura de ciertos políticos, a Trump o a Kim Jong-un.

Todo va a ocurrir de una manera mucho más escalonada de lo que se cree. Todo va a parecer mucho más desconectado de lo que en realidad es. Todo es un juego de apariencia, escenificado por los grandes medios de propaganda. El Petro venezolano es el ejemplo. Con la apariencia de la excentricidad de un "dictador comunista", "antisistema", etc., el Petro es parte del Nuevo Orden Mundial. Y así, aparentando ser otra cosa, el sistema global basado en la condena de bloques se va a ir construyendo. En paralelo a todos estos eventos aparentemente locales, regionales, inesperados, catastróficos, etc.

De hecho, el Nuevo Orden Mundial es ya en buena medida este criptosistema. No por su dimensión monetaria, sino por el extraordinario control de las sociedades que supone la cadena de bloques. Control total y global de las cosas ('Internet of Thinks'), pero al mismo tiempo de las personas. Y esta es la verdadera riqueza. Porque va a imponerse en paralelo a la transformación definitiva de las personas en cosas, en ganado cibernético infértil producido en laboratorio. Y a su vez al control biométrico, la nanotecnología, la ingeniería genética, la programación mental total, etc. Por fin, los psicópatas que han gobernado el mundo en la sombra desde siempre van a conseguir su objetivo. Convertir el metal basto en oro. Convertir a las sociedades tradicionales en el andrógino Horus.

Lo que no nos están contando es que esta Tercera Guerra Mundial va a ser mucho más feroz que ninguna otra en la historia. Y además, sin que las élites se manchen las manos, con el uso de muchos menos ejércitos que han necesitado otras guerras. Lo van a hacer con revoluciones de colores, milicias y mafias locales, geoingeniería, catástrofes "naturales", plagas, hambre, desempleo, deuda, cáncer, enfermedades raras, virus de laboratorio, desfertilización. Todo rigurosamente calculado por los psicópatas que nos gobiernan en la sombra.

Todo lo que pertenece al orden actual irá siendo desacreditado, demonizado, desmantelado. Y al mismo tiempo la nueva estructura informacional, solapada a este orden actual, irá ganando valor. Y en el proceso la riqueza real se irá transfiriendo de un sistema a otro. Sin grandes reseteos.

Por eso ya no necesitan el sistema fiduciario. El sistema de alimentación de valor es inverso en el caso del criptosistema y en el fiduciario. En el sistema fiduciario las condiciones materiales permanecían relativamente estables, y el sistema creaba dinamismo, diferencia de potencial, mediante el valor ficticio del dinero fiat. En el nuevo criptomodelo, el sistema monetario puede permanecer más estable, porque el dinamismo va a proceder de crisis en las condiciones materiales. Desestructuraciones reales de los sistemas de producción, apropiaciones de tejido productivo y recursos naturales, incorporados al nuevo sistema como respaldos monetarios, como en el caso del petróleo y del Petro.

Otro elemento fundamental es que el criptodinero es solo una pequeña parte del sistema blockchain. De hecho, como ha sucedido siempre, el dinero no es más que el excedente. O bien, el déficit. En todo caso lo que introduce es dinamismo en el sistema. Diferencia de potencial. Con el dinero deuda todavía es más evidente que el dinero no es nada más que la capacidad de introducir tensión, diferencia de potencial, en el sistema.

Con este nuevo sistema va a ocurrir lo contrario, ya que ahora la clave es que el criptosistema estabiliza el sistema antiguo en crisis, que es el que introduce la tensión, la variación en la riqueza material. Pero desde el polo material en lugar de desde el polo inmaterial. Pero como decimos ambos sistemas se van a solapar. Así que en la práctica las élites van a poder mover ambas palancas, desde ambos polos.

La desestructuración progresiva del sistema actual y la reestructuración progresiva del nuevo, complementarias, escalonadas, graduales, van a suponer que todo lo que se relaciona con las nuevas tecnologías, la información, internet, va a dominar cada vez más a las sociedades. La clave aquí no es la escala sino el sistema. La horizontalidad es solo aparente. Es horizontalidad pero de un sistema informacional de control de la realidad material único y global. Y por lo tanto supone la mayor centralización que ha existido nunca, pero desplegada, replicada, en horizontal.

Detrás del plano horizontal aparente se enmascara la misma pirámide de siempre, como muestra el logo de Ethereum. Pirámide que en realidad está rematada por un vórtice. Ahora, lo que vamos a ver es innumerables vórtices desestructuradores o destructores del sistema actual, que introducirán dinamismo en todo el sistema. Mientras el plano horizontal permanece relativamente estable. Y sin enterarse de lo que está pasando por arriba y por abajo, gracias al gigantesco aparato de propaganda.

Pedro Bustamante es autor de "En el nombre del Falo y del Ano y de la Matriz transhumana: El sacrificio de la maternidad y el nacimiento del infrahumano" (2017), "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).

4 comments:

  1. Anonymous15/1/18 19:53

    Eres un Crack Pedro !!! Ya tienen la bolsa ahora van a por nuestra vida

    ReplyDelete
  2. Anonymous16/1/18 00:29

    Eres muy inteligente y trabajador. Te felicito.

    ReplyDelete
  3. Inteligencia y lucidez Pedro, por cierto hablan los medios de un atropello en fuente el saz de lo más moaqueante, no se, igual me estoy rallando, un saludo

    ReplyDelete
  4. Respecto al caso Quer, hoy nos cuentan que tienen un testigo pero auditivo no lo vio solo lo oyó (el secuestro )vaya, vaya, vaya ...

    ReplyDelete